sábado, 24 de octubre de 2020
Actualidad/ Creado el: 2020-09-26 03:15

La polémica sobre fondo para páramos                                                                

Aproximadamente el 11% de la superficie de la Tierra se localiza en zonas montañosas por encima de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, un porcentaje territorial importante ya que allí se encuentran los nacimientos de los principales recursos hídricos del mundo.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 26 de 2020

El debate sobre la delimitación de los páramos en Colombia, en particular el de Santurbán, tuvo un nuevo ‘pico’ tras la propuesta de crear una estrategia global para la defensa de los páramos, presentada la semana que terminó en la 75 Asamblea de las Naciones Unidas por el presidente Iván Duque.

Cada día está más claro que el interés universal por garantizar la supervivencia y la sostenibilidad de los páramos va más allá un mero discurso ambientalista. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha advertido que las montañas son frágiles ecosistemas pero globalmente importantes como fábricas del agua de la Tierra, hábitats de rica diversidad biológica, lugares para la recreación y el turismo así como áreas de un importante valor cultural.

Aproximadamente el 11% de la superficie de la Tierra se localiza en zonas montañosas por encima de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, un porcentaje territorial importante ya que allí se encuentran los nacimientos de los principales recursos hídricos del mundo.

Teniendo este tema como una de sus banderas a lo largo de dos años de mandato, Duque sorprendió en la ONU diciendo que, como “Colombia es el hogar de la mitad de los páramos del mundo”, invitaba a “que nos acompañen en la creación de una Estrategia global para la defensa de los páramos, con la que garanticemos la supervivencia de estos ecosistemas y la sostenibilidad de las comunidades que los habitan”.

La convocatoria, sostuvo, “se extiende a que las naciones del mundo aporten recursos y que entendamos que la protección de los páramos es un deber universal”. Subrayó que “así como hemos liderado acciones para proteger la Amazonia, los bosques tropicales y los océanos, queremos convocar a todas las naciones del planeta para que protejamos los ecosistemas de alta montaña”.

Debate

Mientras que algunos sectores aplaudieron la iniciativa del jefe de Estado, otros consideraron que la prioridad no es esa, sino terminar la delimitación de todos los páramos en el país y fijar las reglas del juego sobre las actividades productivas que se puede o no realizar en estas zonas y en las llamadas áreas de subpáramo.

Uno de los asuntos que se puso sobre la mesa fue el caso del páramo de Santurbán. A Duque se le criticó la demora en atender la orden de la Corte Constitucional para volver a delimitar esta zona. Como se sabe, el alto tribunal, mediante la sentencia T-361 de 2017, dejó sin efecto la resolución 2090 de 2014 del Ministerio de Ambiente, por considerar que falló en atender el derecho fundamental a la participación de la ciudadanía en la definición de asuntos ambientales.

Uno de los asuntos que se puso sobre la mesa fue el caso del páramo de Santurbán. A Duque se le criticó la demora en atender la orden de la Corte Constitucional para volver a delimitar esta zona.

Dentro del proceso de delimitación, quienes se oponen firmemente al proyecto minero de Soto Norte -donde la Sociedad Minera de Santander (empresa que cuenta con el respaldo de Mubadala Investment Company, grupo empresarial del gobierno de Abu Dhabi en los Emiratos Árabes Unidos) quiere extraer concentrados polimetálicos para obtener oro y el cobre- han propuesto ampliar las hectáreas protegidas en 2014, que eran 135.253, a 138.699, lo que implica incluir el subpáramo en el área colindante con el páramo propiamente dicho, argumentando que el ecosistema debe entenderse y abordarse en forma integral.

El proceso para implementar lo ordenado en la sentencia debía finalizar en junio de 2018, pero el ministerio no logró cumplir los términos y solicitó dos prórrogas. La última vencía el 18 de diciembre pasado, que también se incumplió. Ahora, debido a la emergencia sanitaria, el proceso continúa suspendido.