domingo, 19 de noviembre de 2017
Opinión/ Creado el: 2017-07-17 01:38

La sismo resistencia

Escrito por: Luis Alfonso Albarracín Palomino
 | julio 17 de 2017

Nuestro departamento se encuentra ubicado en una zona de alto riesgo sísmico, para lo cual me atrevo a expresar públicamente la siguiente pregunta: ¿Las edificaciones que se encuentran construidas en las áreas urbanas y rurales del Huila son sismos resistentes? La mayoría de las zonas de Colombia están expuestas a la ocurrencia de un terremoto, porque sus territorios están ubicados en estos suelos, que pueden provocar pérdidas de vidas humanas, daños a las viviendas y a la infraestructura productiva, porque carecemos de una cultura de la prevención y las edificaciones no están construidas en su mayoría con materiales sismo resistentes. Cuando ocurren esta clase de fenómenos naturales, la población y las autoridades empiezan a planificar y elaborar los respectivos planes de contingencia, para reducir los niveles de vulnerabilidad a que están expuestas las comunidades.
La semana anterior, tuve la oportunidad recientemente de recorrer algunos sectores residenciales de Neiva y la zona del microcentro del municipio, sin ser profesional en estas áreas de la ingeniería civil, pero por tener experiencia administrativa, por haber desempeñado el cargo de Jefe de la Unidad de Prevención y Atención de Emergencias del departamento del Huila en el periodo del gobernador Julio Enrique Ortiz Cuenca, de manera respetuosa, quiero comentar la percepción personal que tuve sobre a fragilidad de muchas construcciones, que no cumplen con las mínimas exigencias contempladas en el Código de Sismo Resistencia en Colombia, porque no presentan vigas de amarre y los materiales utilizados en su edificación, son de características inferiores a las exigidas en la normatividad vigente. Estas deben ser de mejor calidad y de mayor contextura, para que permitan soportar cualquier movimiento telúrico.
Con ello no quiero ser fatalista, pero considero que el Comité Local de Gestión del Riesgo de esta ciudad, debe empezar a crear una Comisión Técnica, liderada por la Secretaría de Planeación Municipal y por las Curadurías urbanas que operan en esta localidad, con el fin de revisar de manera exhaustiva en los próximos meses, las construcciones, con el fin de emitir algunas recomendaciones a los propietarios de las mismas, para que refuercen sus viviendas y edificios. Además, sería interesante solicitar apoyo a Ingeominas, para que hagan un acompañamiento a la misma, para analizar geológicamente la calidad y textura de los suelos en donde se encuentran ubicadas. Esta tarea no se puede aplazar para las próximas vigencias, porque cualquier alteración de las capas tectónicas en la región puede desencadenar un evento sísmico que puede poner en serios aprietos a la población neivana. Igualmente urge que la administración municipal, dinamice la terminación de la reformulación del POT para que el honorable Concejo Municipal, lo apruebe y así se tengan establecidos las herramientas que nos otorga la normatividad vigente para tal efecto, para realizar la ordenación del suelo, que actualmente presenta una mala distribución físico espacial.

Comentarios