martes, 01 de diciembre de 2020
Economía/ Creado el: 2020-11-21 09:22

La transformación de los hábitos de consumo: Del pago en efectivo al comercio digital

Reducción significativa en la frecuencia de compra, ha disminuido el tiquete de compra de los artículos de despensa y se han priorizado las categorías de alimentos y bebidas. El canal de ventas ganador ha sido el comercio electrónico.

Durante estos siete meses de pandemia y confinamiento las compras en efectivo se redujeron.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 21 de 2020

Por Rolando Monje

Los consumidores se han visto obligados, después de más de siete meses de cuarentenas y distanciamiento social por cuenta del covid-19, a comprar de formas diferentes, dando más prioridad a lo esencial y cambiando las plataformas y métodos de compra.

Un claro impacto sobre la frecuencia de compra de los hogares se presenta en que los colombianos han estado durante estos meses un 20% más tiempo en sus casas, por lo que la frecuencia de compra de los productos de la canasta familiar presentó una reducción significativa.

De acuerdo a los resultados del estudio realizado por la firma Kantar “a pesar de tener más libertad para poder salir, la frecuencia de compra sigue estando baja, incluso sobre la registrada durante el inicio del año. Los hogares modificaron sus misiones de compra, prefieren abastecerse más para salir menos, pero se ha evidenciado disminución de gasto por producto a medida que avanzan los meses”, detalló Juan Caro, director Comercial de Kantar.

El comercio digital termina siendo el gran ganador en este cambio de hábitos a la hora de comprar.

Los consumidores piensan en tres variables antes de comprar: qué necesito (necesidad), por qué lo necesito (motivación) y para qué lo necesito (ocasión), y, con base en ello, definen el canal de compra, el producto y los montos a gastar. A esto se le conoce como ‘misiones de compra’.

El estudio encontró que los hogares colombianos han modificado sus ‘misiones de compra’ a lo largo del año por cuenta de la crisis sanitaria. Si bien los carritos de compra con más de 10 categorías siguen siendo los ganadores, ha disminuido el gasto mensual de los hogares.

Así, aunque se sigan comprando varios productos, los montos han disminuido. De hecho, este cambio se puede evidenciar si se comparan los tiquetes de compra de los hogares en los meses recientes. Mientras el tiquete de compra en marzo fue de 92.100 pesos para la compra de artículos de despensa (más de 10 categorías en el carrito), en septiembre el valor fue de 77.500 pesos, una caída del 16%.

En cuanto al canal, los consumidores no sólo optan por hacer sus compras de despensa en canales modernos, como los digitales, sino que también las hacen en tiendas con descuentos y en minimercados, siendo estos últimos donde se obtiene el mayor tiquete promedio en compras.

Además, este año los hogares priorizaron las categorías de alimentos y bebidas, postergando la compra en las categorías sanitarias. De hecho, 65% del gasto de los hogares en Colombia está destinado a estas dos primeras categorías. Así, el presupuesto de la canasta de cuidado personal ha disminuido, y productos como el maquillaje, protección solar y fragancias sufrieron un gran impacto.

Durante las cuarentenas y en la reactivación, el comercio electrónico ha jugado un papel protagónico en Colombia y en la región. Durante el 2020 las transacciones por estos canales han crecido cerca de un 119%, respecto al mismo periodo en 2019.  Sin embargo, el sector aún se enfrenta a múltiples desafíos, pues aún hay muchas personas que le temen a migrar sus compras al canal digital.

Según el Director Comercial de Kantar, “el e-commerce tiene un reto muy grande todavía, ya que solo representa el 1% del gasto total de los hogares colombianos. Hoy, casi 17% de las familias del país hacen compras de esta canasta a través del e-commerce, con una frecuencia de compra cada 96 días y con un tiquete promedio de $54.213”.

Afirma que “las compañías deben seguir aumentando su presencia en la web, ofrecer valor al cliente, pero, sobre todo, buscar esas herramientas que aporten a su crecimiento digital y aliados que posean el conocimiento para acompañar de la mano a estos vendedores virtuales”.

Este año ocurrió el pico de compras digitales más alto: Si bien la cuarentena y el cierre de los comercios físicos inició en marzo, el mes con el mejor comportamiento de consumo digital fue julio, periodo en el que se lograron ventas por tres billones de pesos. Aun así, y como lo indica el informe de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), a partir de agosto inició una tendencia a la baja, en gran parte por la apertura del comercio físico.

El tiquete promedio disminuyó: Durante los últimos meses los colombianos redujeron el presupuesto para adquirir bienes, de acuerdo al informe presentado por la CCCE. En enero las personas destinaban aproximadamente 200 mil pesos en cada compra virtual, pero a mediados del mes de mayo el valor por transacción cayó a 100 mil pesos por producto en compras digitales.

Las categorías que marcaron la diferencia en el marco de la cuarentena fueron los alimentos con un crecimiento del 600% de marzo a junio, tecnología y electrodomésticos.

Por su parte, el sector turismo, uno de los más afectados, tuvo menos del 1% de participación desde el mes de abril y hasta septiembre, periodo en el que suspendieron los vuelos.

Las redes sociales han tenido una alta participación en la venta digital, esto gracias a nuevas funcionalidades como Facebook e Instagram, pero sin duda la app estrella fue Whatsapp, que tuvo una participación de más del 30% en las ventas online con su versión bussines.

“Es claro que habrá más oportunidades de crecimiento para el comercio electrónico, pero es importante seguir incentivando el apoyo al talento local, no podemos seguir permitiendo que las MiPymes en el país mueran”, indicó Juan Caro.