viernes, 21 de septiembre de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-08-13 04:02

Las verdades amargas de Macías

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 13 de 2018

Por Luis Humberto Tovar

Un verdadero cataclismo ha generado la intervención de Macías en el acto solemne de posesión del presidente Duque.

A mi personalmente me encanto el discurso, por muchas razones. Porque nos quitamos de encima esa catedral del pasado sobre nuestras espaldas, llena de mentiras y de engaños, que era lo normal en ese gobierno, y que nos obligaba a que con cada intervención presidencial, debíamos acudir a cambiar de canal, porque no queríamos escuchar que Santos estaba viviendo en el país de las maravillas mientras los colombianos nos debatíamos entre la pobreza y la miseria.

Porque, lo dijo en su hábitat que es el congreso de Colombia, en la sesión solemne por excelencia, como lo es la posesión presidencial, donde con la entrega de la banda presidencial, y se le dice al presidente, que país recibe y en que país vivimos, no en el imaginario del antecesor.

Porque, después de esa vergüenza de 8 años, donde mantuvo engañado al mundo, se le pudo contar a la comunidad internacional ahí presente, que ese imaginarios país de las maravillas y la mágica paz, solo había dejado trizas de país.

Porque, solamente dijo la verdad y nada mas que la verdad, nadie ha intentado discutir las cifras y hechos mencionados por Macías, que son oficiales además, sino que se han dedicado a lanzar improperios, propios de la desesperación, por haberse cogido con las manos en la masa al infractor.

Porque me sentía defraudado si no hubiese sucedido ese episodio, ya que la verdad monda y lironda, era que se debía decir, que recibía un país donde el presidente y el vicepresidente hacen parte de una asociación para delinquir contra Uribe.

Quienes están molestos a rabiar, solamente quienes directa e indirectamente han sido contertulios de ese gobierno, que según la ultima encuesta de popularidad pagada por Santos, solamente el 22% lo aprueba mientras que el resto lo desaprueba. En ese 22% están los malquerientes del discurso de Macías mientras que el resto, mas del 70%, aplauden a rabiar, por haberse sentido interpretados por el congresista.

Personalmente sentí mi propio desahogo, eso me hace aplaudir su intervención. Si quieren discutamos hechos y cifras, no hechos menores propios de la homofobia huilense.

Quienes pretenden acudir a epítetos denigrantes de la condición humana para referirse a Macías con motivo de su intervención, no son mas que esos pobres de espíritu del 22% de que hablan las encuestas, la verdadera reconciliación empieza por decir la verdad; quien pretenda hablar de reconciliación con base en mantener ese estado de falsedad y de mentiras, no es digno de reconciliarse ni consigo mismo.

Comentarios