martes, 22 de septiembre de 2020
Primer Plano/ Creado el: 2019-10-03 09:33

Los “coletazos” que ha dejado la fuga de Aida Merlano

Se conocen nuevos detalles de la espectacular fuga de la excongresista Aida Merlano luego de acudir a cita odontológica. Director del Inpec y directora de la cárcel El Buen Pastor fueron removidos de sus respectivos cargos. Autoridades investigan a odontólogo, hijos y demás involucrados en el vídeo de fuga. La recompensa por su recaptura es de $50 millones.

Aída Merlano cumplía una condena de 15 años por fraude electoral.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 03 de 2019

Luego de la espectacular fuga de la excongresista Aida Merlano, el país ha ido conociendo detalles que sorprenden y que al parecer indican que todo ya estaba premeditado. El monto de recompensa por su recaptura se estimó en 50 millones de pesos.

Una de las primeros efectos que causo su fuga fue la salida del Inpec del mayor general William Ruiz, director del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec); el oficial dimitió al cargo luego de la fuga de la excongresista ocurrida en el centro médico La Sabana, en Bogotá.

Pero las renuncian no terminaron, Diana Muñoz, directora de la cárcel El Buen Pastor, donde estaba Merlano, también presentó su renuncia ante el Ministerio del Interior y de Justicia que es la cartera encargada de los reclusorios en Colombia.

La ministra de justicia, Margarita Cabello, señaló que: «Solicité la renuncia del director general del Inpec, mayor general Wiliam Ruiz Garzón; solicité la remoción de la directora y subdirectora de la cárcel El Buen Pastor».

La ministra sostuvo que pidió a la Procuraduría General de la Nación, que inicie investigaciones disciplinarias correspondientes: «para determinar si existió alguna acción u omisión por parte de funcionarios del Inpec».

En efecto, el órgano de control actuó de manera expedita y ordenó la apertura de investigación y la suspensión por tres meses de ocho funcionarios de la cárcel El Buen Pastor de Bogotá, entre ellos la directora, la subdirectora y el comandante de custodia y vigilancia.

La medida cobija a Diana Cecilia Muñoz Miguez, directora de la centro de reclusión; Katherine Lozano Forero, subdirectora; David Alexander Álvarez Cárdenas, comandante de custodia y vigilancia; Julián Segundo Pérez, inspector jefe, y los dragoneantes Yudit Natalia Espinoza Gil, Juan Carlos Becerra Cruz, Diana Montoya Ramos y Luis Alejandro Ballesteros Rincón.

De igual forma, el Ministerio Público sostuvo que oficiará al Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario – INPEC – la orden de suspensión, adoptada como medida cautelar, de acuerdo con el artículo 157 del Código Disciplinario Único, ante la posibilidad de que con la permanencia en el cargo, función o servicio público, los investigados pudieran interferir en el trámite del proceso.

El ente disciplinario busca establecer las razones que habrían llevado a cambiar el nivel de seguridad de Merlano Rebolledo de 1 a 2, lo que implicó que su desplazamiento al Centro Médico de la Sabana, donde estaba previsto que cumpliera la tercera cita de un proceso de rehabilitación oral, no estuviera acompañado de Fuerza Pública y un grupo operativo, como venía ocurriendo hasta el mes de mayo.

También se investigan las razones que habrían llevado al inspector jefe de ‘El Buen Pastor’ a cambiar, sin que existiera una orden escrita, al conductor y la dragoneante que acompañaban a la excongresista desde su salida del penal.

En las próximas horas la Procuraduría realizará una inspección en la dirección del Inpec y solicitará las primeras declaraciones en este proceso, entre ellas las del médico ortodoncista que realizaba el tratamiento y las personas que lo asistieron.

Detalles de la fuga



De este lugar se fugó la excongresista Aida Merlano.

Conforme iban pasando las horas, la opinión pública se enteraba a través de las redes sociales y con vídeos de la forma como la excongresista logró cristalizar y llevar a cabo en feliz término su fuga.

En las imágenes, inicialmente reveladas por Blu Radio, se puede ver a la excongresista acompañada del odontólogo que la atendía, Javier Guillermo Cely Barajas, además de la auxiliar del consultorio y, al parecer, dos hijos de ella.

Se observa además cuando Merlano se sienta en la camilla y se cambia de ropa. En el video se ven a las mismas personas que se despiden de beso de Merlano. Por un instante, ella se queda sola en el consultorio y saca de un escritorio una cuerda color rojo y luego cuando ya nadie está en el consultorio, ella se mete por la ventana, justo antes de escapar. Instantes después, entra una aparente enfermera, vestida de azul, y se asoma por la ventana.

En el consultorio quedó la evidencia de la cuerda que uso Merlano para escapar por la ventana y lograr su fuga de las autoridades.

En el vídeo exterior obtenido por otros medios de comunicación, se ve cuando Merlano cae aparatosamente al suelo y es auxiliada por algunas personas que están en la escena de la fuga y ella se sube de manera rápida a la motocicleta que la esperaba; incluso, uno de los vigilantes de la clínica se acerca a ella cuando se sube a la moto, pero no hace nada al respecto; el porqué, será motivo de investigación de las autoridades que tienen en su poder los vídeos y que servirán para judicializar a los responsables de ayudar a un preso a evadir su responsabilidad ante la justicia.

De acuerdo a los investigadores quedó en evidencia, que el plan de escape se ejecutó con la complicidad de varias personas que ayudaron a distraer a la guardia designada para custodiar a la excongresista. Dichas personas también le facilitaron un cambio de ropa a Merlano, momentos antes de salir por la ventana del consultorio médico como se aprecia en las imágenes.

De igual manera, se están adelantando las labores pertinentes con otros vídeos del sector de la carrera Séptima con Calle 116 en el norte de Bogotá, para identificar plenamente al motociclista que ayudo a ejecutar la fuga y poder con ello lograr su captura e indagar que otras personas fueron participes.

Según trascendió, la excongresista Aida Merlano renunció a la atención médica que le suministraba el Estado por encontrase recluida en la cárcel de mujeres 'El Buen Pastor' de Bogotá y decidió pagar con sus propios recursos la atención especializada que requería como en este caso para el servicio odontológico especializado.

De igual forma se conoció que hasta la operación de fuga contaba con la compra de tiquetes aéreos a nombre de la excongresista hacia una isla del caribe; se sabe que los  boletos harían parte de una estrategia de distracción para las autoridades que la buscaban mientras que Aida Merlano se daba a la huida por otro lado aún desconocido.

Cadena de errores

El saliente director del Inpec, el general William Ruiz, había dicho el pasado martes que en el traslado al Centro Médico la Sabana de la excongresista barranquillera Aída Merlano se habían cumplido los protocolos de la entidad para este tipo de operativos y que fue el odontólogo el que le “sugirió” a la guardiana que la cuidaba que se quedara afuera del consultorio del que finalmente escapó la exlegisladora condenada por compra de votos.

Ayer, antes de salir de su cargo, Ruiz había dicho a ‘Noticias Caracol’ que hubo varios errores en el dispositivo de traslado de la excongresista barranquillera.

“Desde el momento de la llegada al consultorio, la no previsión de revisar con antelación el consultorio. Se estuvo pendiente (de Aída Merlano), pero la perdió de vista, la guardia que tenía que estar cercana a ella, la actividad que ella estaba desarrollando al interior. Y, obviamente, el guardián que estaba en el vehículo también debía estar pendiente en la parte externa de las puertas del centro médico. Son las fallas en este momento con alcance penal. He pedido una investigación preferente a la Procuraduría”; investigación que efectivamente ya inicio.

Acusada de fraude electoral

Aída Merlano fue representante en la Cámara de Representantes entre 2014 y 2018.

Fue luego elegida al Senado para el período 2018-2022, pero no asumió el cargo acusada de fraude electoral.

El Consejo Nacional Electoral había establecido en unos 600 millones de pesos el máximo permitido para gastos electorales, sin embargo una investigación de la Fiscalía encontró que Merlano había gastado más de 1.500 millones de pesos en su candidatura.

La entidad también señaló que la excongresista pagó millones de pesos  para comprar votos en la costa Caribe colombiana para las elecciones legislativas de marzo, en una operación sofisticada que era indetectable para las autoridades.

El mes pasado, la Corte Suprema de Justicia condenó a Merlano a 15 años por los delitos de concierto para delinquir agravado, corrupción al sufragante y tenencia ilegal de armas.

Identificado odontólogo



Este es el odontólogo que al parecer está implicado en la fuga de Aida Merlano. Foto de Noticias RCN

El dentista, identificado como Javier Guillermo Cely Barajas, trabajó en Sanidad del Ejército, en 2016, en donde ejerció como subdirector científico.

Tras el video grabado por las cámaras de seguridad del consultorio, en la que se ve cuando el odontólogo que la atendió, Javier Guillermo Cely Barajas, la abraza y luego sale del consultorio, se conoció que el dentista tiene 49 años y es natural de Sogamoso, Boyacá.

De acuerdo con la tarjeta decadactilar, revelada por Noticias RCN, Cely Barajas tiene 1.75 de talla y que tramitó la expedición de su cédula en el año 89 en Bogotá.

El odontólogo trabajó en Sanidad del Ejército, en 2016, en donde ejerció como subdirector científico.

Para esa fecha tendría el rango de teniente coronel y una especialización en rehabilitación oral y otra más en administración en salud.

Cely Barajas sería egresado de la Universidad Militar en una de las especializaciones y habría recibido una condecoración: Orden del Combeima, decretada por la Alcaldía de Ibagué, en 2008.