domingo, 18 de febrero de 2018
Internacional/ Creado el: 2018-01-16 07:40 - Última actualización: 2018-01-16 07:42

Los gestos que definen el singular estilo del Papa Francisco

Jorge Bergoglio inició su visita oficial al país austral que lo tendrá hasta la tarde del jueves; luego Perú lo recibirá.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 16 de 2018

Especial, Alejandra Jara

El primer Pontífice latinoamericano y jesuita de la historia ha cenado con indigentes al interior del Vaticano, pasea como un transeúnte más por los alrededores de la Plaza de San Pedro y sigue siendo hincha de San Lorenzo, equipo de ciudad natal. Estos son los momentos que han marcado su gestión como líder del Vaticano.

Salidas de protocolo

El Pontífice ha tenido varias actuaciones inesperadas que han llamado la atención de la prensa internacional y que develan su carácter espontáneo y su cercanía con los feligreses.

Entre los episodios destaca una cena que compartió en noviembre del año pasado junto a 1.500 personas vulnerables, en el marco de la primera Jornada Mundial de los Pobres donde llamó a los católicos a “No amar de palabra sino con obras”.

También cuando en julio de 2017 almorzó junto a los trabajadores de un centro industrial del Vaticano. Al igual que los funcionarios tomó su bandeja, hizo la fila y le fue servida la ración para luego sentarse junto a ellos.

El Papa también ha interactuado espontáneamente con los turistas que visitan el Vaticano. En 2016 acudió a una óptica ubicada en los alrededores de la Plaza de San Pedro y saludó a todos los curiosos que se agolparon en el exterior. Y el año pasado nuevamente se le vio saliendo de uno de los edificios, oportunidad que ocupó para tomarse fotografías con los turistas tras el inesperado encuentro.

Conferencista TED

Francisco se convirtió en el primer Papa que participó en una charla TED. En una intervención de 18 minutos transmitida por videoconferencia desde el Vaticano a Vancouver, Canadá, el Pontífice llamó a los asistentes al evento a realizar una “revolución de la ternura” y también pidió a los poderosos “ser humildes”.

“El futuro de la humanidad no sólo está en manos de los políticos, de los grandes líderes, de las grandes empresas. Sí, su responsabilidad es enorme. Pero el futuro está sobre todo en las manos de las personas que reconocen al otro como un tú y a si mismos como parte de un nosotros. Necesitamos los unos a los otros”, dijo el Papa.

Su amor por el fútbol

Hincha y socio de San Lorenzo de Almagro, equipo de su ciudad natal en Argentina, Francisco no ha dejado de lado sus obligaciones pese a que asumió el liderazgo de la Iglesia Católica.

Todos los meses, el Pontífice paga su cuota por débito automático, sin atrasarse.

En 2014 el equipo se convirtió en campeón de la Copa Libertadores y celebraron visitando al Papa en el Vaticano. Allí le entregaron una camiseta con su nombre y una réplica de la copa. Ahí Francisco emitió un mensaje de felicitaciones: “Saludo de manera especial a los campeones de América, al San Lorenzo de Almagro, que es parte de mi identidad cultural”.

Jorge Mario Bergoglio conoce a Diego Armando Maradona, Ronaldinho y a Lionel Messi.

En el Vaticano ha sido visitado por las selecciones de Argentina e Italia, además de por el Bayern Münich, entre otras.

También ha recibido las camisetas de los clubes italianos Roma, Inter de Milán, Juventus, Lazio; de los brasileños Cruzeiro y Fluminense; de los argentinos Rosario Central, Rancing de Avellaneda, Boca Juniors, Newell’s Old Boys y del Barcelona, por mencionar algunos.

Los mensajes que han causado polémica

Aborto, divorcio, abusos sexuales al interior de la Iglesia y matrimonio homosexual son algunos de los temas que ha abordado el Papa Francisco y que han generado gran debate entre los católicos por la interpretación que se han realizado sobre sus mensajes.

En 2016 concedió a todos los sacerdotes la facultad de absolver del “pecado del aborto” de manera indefinida a las personas que hayan participado en este acto. En la misma carta insistió que el aborto “es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente”, pero a la vez no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir.

El Pontífice también llamó a la Iglesia a “tratar con delicadeza” a las personas homosexuales para que “no sean marginadas”.

“La gente no debe ser definida solo por sus tendencias sexuales: no olvidemos que Dios ama a todas sus criaturas y que estamos destinados a recibir su amor infinito. Prefiero que los homosexuales acudan a la confesión, que estén cerca del Señor y que recemos todos juntos”, dijo en la conferencia de prensa tras su visita a Río de Janeiro en 2013.

El Papa Francisco también se refirió a la situación de los divorciados. Así como ha insistido que se trata de un sacramento indisoluble, en 2016 les envió un mensaje: “No sólo no tienen que sentirse excomulgados, sino que pueden vivir y madurar como miembros activos de la Iglesia”.

Además dijo que “ya no es posible decir que todos los que se encuentran en una situación así llamada irregular viven en pecado mortal”. Y agregó que “nadie puede ser condenado para siempre”. No me refiero sólo a los divorciados en nueva unión, sino a todos, en cualquier situación en que se encuentren”.

La Iglesia y los refugiados

Ante la crisis de refugiados que ha afectado a Europa en los últimos años, el Papa Francisco llamó a las comunidades católicas a acoger a las familias de inmigrantes que llegan a los distintos países escapando de la guerra.

“Insto a las parroquias, a las comunidades religiosas, a los monasterios, a los santuarios de toda Europa a (…) acoger a una familia de refugiados cada una”, dijo en 2015.

Su primer viaje después de ser elegido como líder de los católicos del mundo fue a la isla italiana de Lampedusa, donde muchos inmigrantes arriban desde Túnez.

Comentarios