martes, 11 de agosto de 2020
Contexto/ Creado el: 2020-06-20 01:07 - Última actualización: 2020-06-20 03:35

Los paisas asumen producción de Aguardiente Doble Anís

El equipo de la Gobernación del Departamento que lideró el proceso contractual aseguró que rigió la transparencia y se acogieron las recomendaciones de los organismos de control.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 20 de 2020

Por Linda Vargas

Ayer mediante audiencia pública se adjudicó a la Gobernación del Antioquia el negocio por 5 años de la producción y comercialización del aguardiente Doble Anís.

“Fue un proceso transparente, se publicó dentro de la plataforma del SECOD II. En el proceso licitatorio logramos para el Huila que las rentas y utilidades fueran del 19,1%, incrementando el marco fiscal y esperando que con el tema de la pandemia mejoren los ingresos del Huila”, explicó Alba Lucia Medina Rubio, directora del Departamento Administrativo de Contratación.

Por su parte, la secretaria de Hacienda del Huila, Alexandra Toro, sostuvo que la adjudicación de este contrato contó con la presencia de la Procuraduría y Contraloría para garantizar que el interés de la Gobernación Huila en salvaguardar los intereses de la región.

“Invitamos a los organismos de control, con total normalidad se desarrollaron las propuestas, atendimos las sugerencias del comité evaluador y se realizó el procedimiento de adjudicación mediante resolución 058 de 2020. En marco del proceso escuchamos también las recomendaciones de la Procuraduría y nos acogimos a sus observaciones. Para nosotros y para el Gobernador del Huila lo más importante fue salvaguardar los intereses del departamento”.

Toro explicó que la propuesta ganadora representa buenas rentas, y el contratista cuenta con respaldo y músculo financiero que responden a los objetivos de la Gobernación, recordando que estos recursos se destinarán exclusivamente al servicio de la salud de los huilenses. 

El Huila recibiría ingresos por 142.282 millones de pesos aproximadamente, en los cinco años de la concesión, que corresponden a ingresos por participación y una utilidad ofrecida del 19,1% por cada unidad vendida.

Los recaudos por concepto de licores en el departamento por las vigencias 2008 al 2018 presentan el siguiente comportamiento.



Obligaciones del contratista

La Fábrica de Licores de Antioquia (FLA), empresa que se llevó el contrato por un valor de $300.000 millones, deberá fabricar y vender mínimo un millón quinientos mil botellas (1.500.000) de 750 centímetros cúbicos cada año o su equivalente en otras presentaciones.

Adicionalmente, el monto mínimo se ha determinado teniendo en cuenta las condiciones actuales del mercado y garantizando al oferente que, durante el plazo estimado para ejecución del contrato, existe la protección especial del Aguardiente Colombiano mediante el parágrafo transitorio del artículo 82-27 de la Ordenanza 044 de 2019.

El cumplimiento de la cuota mínima se distribuirá por trimestres considerando el comportamiento de consumo, calculando un promedio sobre las ventas reales trimestrales de los últimos seis (6) años de ejecución del contrato 0487 de 2014 (2014 al 2019). En cualquier caso, el exceso sobre las cuotas mínimas determinadas por trimestre, si las hay, se imputará al o a los trimestres siguientes dentro de cada año.

Para el primer y último año de la concesión se descontarán los porcentajes correspondientes a los meses que no se hallen cubiertos por la misma dentro de los respectivos trimestres. Igual cálculo se considerará para el establecimiento de la cuota mínima anual calendario.

Asimismo, el departamento fijará anualmente, mediante acto administrativo, el precio público de venta al distribuidor minorista para cada uno de los años de vigencia de la concesión, partiendo de un valor base para el inicio de la concesión en el año 2020, de $32.905 por botella de 750 C.C. de aguardiente Doble Anís tradicional y $33.892 por botella de 750 C.C. de aguardiente Doble Anís Sin Azúcar.

En principio, para los años siguientes dicho valor se ajustará con la inflación del año calendario anterior, salvo que el departamento fije un aumento superior en caso de que se presentan circunstancias económicas razonables y equilibradas, para lo cual deberá justificar esta decisión en el correspondiente acto administrativo.

la importancia de los ingresos del aguardiente Doble Anís, en la financiación de los sectores sociales.




A toda marcha

Pese a que a lalicitación le fue interpuesta una tutela por parte de la Industria de Licores Global S.A. -Licorsa, que buscaba la suspensión o cancelación a la concesión del aguardiente Doble Anís, el proceso se adjudicó y se espera a que la Gobernación finalmente suscriba el contrato el próximo 23 de junio.

Con la firma del contrato de concesión, se entienden otorgados por el departamento los permisos necesarios para la ejecución del mismo que deban ser dados por el departamento. Las licencias ambientales, sanitarias, de transporte y demás legales que deba tener el productor y distribuidor del licor concesionado, así como las correspondientes a las regulaciones especiales de otras autoridades, serán responsabilidad del concesionario.




Se espera que la firma del contrato se realice el próximo 23 de junio.

Explicaba en su momento el apoderado de la firma Industrias de Licores Global, Licorsa S.A, Hugo Tovar Marroquín, que la tutela se interpuso porque el “departamento debe garantizar la transparencia, la libre concurrencia, la igualdad de oferentes y el debido proceso en el trámite licitatorio. Tenemos la convicción absoluta de que el pliego está diseñado de tal forma que debe ser adjudicado al único proponente, el Departamento de Antioquia”, sostuvo.

Además, el abogado indicó que es absurdo que la gobernación haya excluido de antemano a otros proponentes y a una empresa del sector privado líder en el sur del país, como lo es Licorsa, que produjo para el Departamento del Huila entre 1.988 y 2008 más de 20 millones de unidades de Doble Anís de750 ml. “Y que la fábrica de Licores de Antioquia sea el único proponente en un “pliego sastre” cuando había tenido graves problemas de calidad”, indicó.

¿Por qué se decidió entregar actividades a terceros?

Según reseña, la crisis financiera y administrativa que presentaba la Industria Licorera del Huila para el período 1979 – 1981, decidió entregar esas actividades a terceros particulares hasta 1991, época en la que se suspendió el contrato volviendo asumir el control de la distribución la Industria; sin embargo, estas acciones no solucionaron en nada la crisis por la que atravesaba.

En 1993, se cierra la planta de destilación del alcohol y se dio por terminados los contratos de trabajo a los funcionarios vinculados a este proceso.

Seguidamente, mediante la Ordenanza 013 de 1997, se autorizó la liquidación de la Industria Licorera del Huila, derivado de los profundos problemas que habían generado la mencionada crisis, agravados por los grandes costos laborales.

Después de la liquidación de la Industria licorera del Huila, permanece vigente la marca insignia el Aguardiente Doble Anís, que se ha seguido explotando a través de terceros.

Por lo anterior, no existe en el departamento un organismo o ente de administración pública que ostente la capacidad técnica, administrativa, industrial y comercial para producir, distribuir y vender licores destilados en el Huila y, en consecuencia, carece en la actualidad de posibilidades reales, efectivas y eficientes para cumplir por sí misma y sin la intervención de terceros con el ejercicio de producción de su marca propia.

La firma paisa se seguirá adjudicando el aguardiente doble Anís.

En ese sentido, el departamento se encuentra legalmente facultada para celebrar contratos mediante los cuales el Departamento continúe ejerciendo el monopolio rentístico del cual es titular, a través de terceras personas que exploten la producción, distribución y venta de licores destilados en el Departamento. Al respecto el artículo 63 de la Ley 14 de 1983 establece lo siguiente:

“En desarrollo del monopolio sobre producción, introducción y venta de licores destilados, los departamentos podrán celebrar contratos de intercambio con personas de derecho público o de derecho privado y todo tipo de convenio que dentro de las normas de contratación vigentes permita agilizar el comercio de estos productos”.

En el mismo sentido el artículo 79 de la Ordenanza Departamental 14 de 1997 establece lo siguiente: “En desarrollo del monopolio sobre producción, introducción y venta de licores destilados, el Departamento, a través del Secretario de Hacienda, previa delegación, celebrará contratos y/o convenios de intercambio con personas de derecho público o de derecho privado y todo tipo de convenio, que, dentro de las normas de contratación vigentes, permita agilizar el comercio de estos productos”.

La actual necesidad de contratar a terceras personas para ejercer el referido monopolio, mediante la concesión de la producción, distribución y venta de licores destilados en el departamento, este proceso de licitación pública se presenta como el mecanismo legalmente viable y económicamente eficiente para generar la consecución de los fines y satisfacción de las necesidades expuestas en los anteriores numerales.

Comportamiento de unidades de licores

El comportamiento en los consumos registrados como ingresos de licores al Departamento del Huila por las vigencias 2008 al 2018, para el caso del aguardiente Doble Anís por las vigencias 2008 al 2013 presentan unos consumos promedios anuales de millón quinientas cuarenta mil quinientas dieciocho unidades (1.540.518) de 750 cc, y para las vigencias 2014 al 2018 los consumos de ingreso de unidades en botella de 750cc presentan un promedio de millón novecientas cuarenta y un mil ochocientas noventa y nueve unidades (1.941.899) de 750 cc, periodo de ejecución del contrato de concesión No. 487 de 2014, unidades que representan un crecimiento del veintiséis por ciento (26%).

Es importante resaltar, que las unidades de 750 cc ingresadas al departamento de aguardiente Doble Anís, frente a las unidades totales ingresadas de otros licores, representan el setenta y seis por ciento (76%), en promedio, mostrándose la relevancia de este frente a los licores que hacen parte del mercado de estos productos.

Comportamiento de recaudo

La participación en el recaudo por el aguardiente Doble Anís pasó del diecinueve por ciento (19%) en la vigencia 2008 al veinticinco por ciento (25%) en la vigencia 2018, conductas que no son ajenas al comportamiento en los consumos de unidades, evidenciándose una vez más la importancia en el ingreso del producto líder en el departamento como lo es el aguardiente Doble Anís.

Importancia del Doble Anís

Los ingresos por concepto de participación de licores por aguardiente Doble Anís y su utilidad, financian sectores esenciales como la salud, educación, deporte y otros, que en el caso eventual de no continuar percibiendo dichos recursos entre el 2020-2024, los referidos sectores estarían desfinanciados en un aproximado de ciento setenta mil quinientos treinta y tres millones de pesos moneda corriente ($170.533.000.000).

Entre el 2020-2024, se estima que, por los conceptos de víctimas, política ambiental y adquisición de tierras de importancia hídrica, recibirán recursos por el orden de cuatro mil seiscientos sesenta y siete millones de pesos moneda corriente ($4.667.000.000) por licores que se estiman financiarán estas inversiones, determinadas por vía legal y las respectivas ordenanzas que regulan el tema.

Ingresos

En los últimos cinco (5) años periodo 2014 – 2018, el Departamento del Huila recaudó por ingresos corriente de libre destino, el valor de quinientos noventa y cuatro mil ciento setenta millones de pesos moneda corriente ($594.170.000.000), del total de licores el setenta y seis por ciento (76%) corresponden a los licores de la contratación del aguardiente Doble Anís y su utilidad, que equivale a ochenta y tres mil quinientos ochenta y cinco millones de pesos moneda corriente ($83.585.000.000).

 

Opinan los diputados

Jorge Andrés Géchem - Diputado

Lo primero para reconocer es que teniendo otras alternativas, se haya realizado el proceso mediante licitación pública y con el acompañamiento de la Contraloría Departamental y la Procuraduría. En cuanto a la Gobernación de Antioquia, donde está adscrita la FLA, lo cierto es que fue el único proponente y teniendo en cuenta la normatividad vigente actual, entre ellos el Art. 144 de la ley 2010 de 2019, se encuentra habilitada para seguir con procesos de concesión del monopolio rentístico de licores. Lo importante ahora es que es un buen negocio para nuestro Departamento. En el Proceso hay un modelo negocial que incluye tanto utilidad como participación, lo cual garantiza unos ingresos para el departamento por cerca de $150 mil millones durante los 5 años, recursos que se destinarán para los sectores de educación, deporte, recreación y salud en nuestro departamento, más aún en estos momentos de pandemia. Esto permitirá cumplir la finalidad social del monopolio de licores y fortalecer el eje social del Huila.

Finalmente, para el futuro y a manera de reflexión, debemos pensar en una comercialización de nuestro doble anís no solo en el Huila sino también en otros departamentos y que bueno sería que más adelante se discuta la posibilidad, con un buen modelo y gradual, que el Huila vuelva a tener su propia licorera.

Alex Vargas - Diputado

El diputado Alex Vargas, expresó que el proceso adjudicatorio fue claro, robusto en lo jurídico y por supuesto salvaguardando el equilibrio en el Departamento del Huila, sobre todo en un negocio del cual depende el 7% de la inversión pública en la región.

“Considero que es un negocio exitoso para el Departamento del Huila porque no arriesga ni un solo centavo, el productor y el comercializador simplemente se garantiza de transferirle los recursos de la renta y utilidad del negocio, estamos hablando de más de $142.000 millones. Reitero, el negocio no depende si se vende o no el aguardiente, que es donde yo creo que es el éxito del negocio, la adjudicación del proceso que obedece también a la comercialización, lo que ya le esta generando al departamento es haber garantizado $142.000 millones en los próximos 5 años que se dirigen a la salud, educación y por supuesto al deporte”.