lunes, 18 de marzo de 2019
Especiales/ Creado el: 2019-01-28 08:55

Luis Enrique Dussán lanza una atarraya sobre todos los partidos

Defiende su paso por el Banco Agrario. Se lanza por firmas (a la gobernación) y se proclama jefe único de su campaña

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 28 de 2019

Por: Edgar Artunduaga

Aunque tiene por descontado el aval del partido liberal, Luis Enrique Dussán buscará firmas para proponer su nombre como gobernador del Huila. A sus 52 años, cuenta con suficientes credenciales técnicas, profesionales y políticas.  

Nacido en Campoalegre, Ingeniero Civil con una maestría en Gestión de Agro Negocios en Brasil. Se casó con Clarita  Moreno a los 24 años. Y volvió a pedir su mano y a entregarle otro añillo de matrimonio cuando cumplieron los primeros 25 y celebraron una ceremonia con toda la pompa.

Al no tener hijos, viven en un noviazgo permanente, pendientes entre sí. Es una mujer de carácter (santandereana) “pero muy comprensiva”. Dussán no para de hablar bellezas de su señora, la familia, el gozo de disfrutar una relación muy hermosa.

Para quienes lo conocen de cerca, resulta pasmosa su manera tranquila de trabajar y llevar la vida.

Cuando niño era de mal genio y de pataletas. Su madre lo metía en agua fría, con ropa y todo, para que se calmara. Parece que “el remedio” sirvió para siempre.  

-Soy un hombre calmado y eso es parte de la madurez. Hay que pensar antes de hablar. Hay que escuchar, es tema esencial de la vida y de la política, saber entender a los demás y ponerse en sus zapatos para también entender sus actitudes y su situación y comportamientos. He tenido aprendizajes en la vida importantes que me hacen un hombre calmado, reflexivo y que siempre está pensando en los temas de fondo. 

En esta elección –más que las anteriores- tendrá mucho peso la opinión, una ciudadanía que ya no traga entero ni vota cándidamente por lo que le digan los jefes políticos.

Dussán reúne las condiciones para ser buen gobernador: una hoja de vida transparente, planteamientos, seriedad como dirigente, honorable. Hay buenas opiniones alrededor de su nombre. Experiencia en lo público (congresista tres períodos, gerente de Finagro y del Banco Agrario), enorme peso técnico, conocimiento internacional para saber cómo sacar adelante el departamento.

Además algo excepcional en los políticos. No se anda con engaños y promesas imposibles, porque –dice- "es preferible estar una vez colorado y no pálido toda la vida".

La forma como mueva las fichas en el ajedrez político local (alianzas, acuerdos, etc) determinarán el resultado. Y de esos acercamientos vamos a hablar en esta entrevista.

El paso por el Banco Agrario

 

Para su sucesor en la gerencia del Banco Agrario, usted no hizo bien la tarea…

Dijo que había un deterioro en algunos indicadores y sentí dolor porque todo lo que hicimos en el banco fue una gran transformación para retomar el rumbo, para que el banco volviera a ser de los campesinos y del pequeño productor.

Hay una diferencia en la concepción, siempre argumenté y lo hago aún, el Banco Agrario de Colombia es el único banco público de fomento hacia el agro, está hecho para resolver una situación del financiamiento que es el acceso al crédito del pequeño productor agropecuario y no está para ganar grandes utilidades y enriquecerse como los demás. 

Mis indicadores principales siempre fueron el crecimiento del crédito del pequeño productor en un 40%, el crédito al sector agropecuario, el desarrollo rural en un 30%, el impactar la calidad de vida de los pequeños productores en Colombia así tuviéramos que sacrificar un poco el crédito a otros sectores de la economía y grandes empresas. 

El escándalo de Navelena lo que demuestra es que el banco se estaba yendo hacia esas grandes empresas haciéndola fácil. Es mucho más sencillo entregar un crédito de $120 mil millones que otorgar 120.000 créditos de un millón. Empezamos a cambiar ese rumbo.

A propósito del tema Navelena, lo encontré y lo resolví, porque recuperamos $157.000 millones. Hay un sentimiento de injusticia con lo que se dijo porque le hicimos una gran transformación al Banco volviendo a su razón de ser hacia el agro, ahí están las cifras y la gestión. 

¿Por qué no respondió con vehemencia o no se sintió su respuesta en su momento?

En ese momento no estaba activo.  Después que salí del banco me tomé un tiempo, tuve una cirugía que me significó una incapacidad de casi dos meses y me cogió un poco fuera del aire y por eso no hubo respuesta.

Estoy recorriendo los municipios, hablando con los amigos y con la gente con la disposición de aclararle todo a los huilenses y contarles de los grandes resultados que logramos en el banco y que hoy en día se están empezando a mostrar a nivel nacional. 

Es satisfactorio que están lanzando programas que nosotros iniciamos, que estábamos piloteando, como el tema de la movilidad y que los asesores integrales sean de campo, vayan con tablets originando créditos en campo, yendo a las fincas, las veredas, eso lo iniciamos nosotros y qué bueno que no dejaron morir los proyectos clave y que el Banco Agrario sigue avanzando.

Alianzas y apoyos

Me han dicho que usted puede estar coqueteando por los lados de los González Villa…

Yo estoy coqueteando con todo el mundo, especialmente con los ciudadanos, pero también con los dirigentes políticos y he hablado con muchos de diferentes partidos, inclusive he empezado a hablar con algunos de los otros candidatos.

Hay que hablar con todo el mundo. He tenido acercamientos con ese grupo, con la U, con sectores  de izquierda, verdes, algunos conservadores, Centro Democrático, los liberales.

¿Se piensa quedar con un pedazo de cada partido?

Más que con un pedazo, con un número significativo de militantes o simpatizantes de todos los partidos. Pero también he estado hablando con la dirigencia, con congresistas, dirigentes destacados a nivel departamental y me faltan todavía algunos. 

La amistad con Villalba

El senador Villalba es su amigo, pero también un obstáculo –con ciertos dirigentes- para esos acercamientos tan pluralistas….

Yo he trabajado toda mi vida al lado de Rodrigo Villalba, es un hombre al que admiro y le reconozco una gran capacidad como político, profesional, líder, he aprendido mucho de él y por supuesto eso no lo voy a desconocer y tenemos muchos amigos en común.

Tengo claro que para llegar a la Gobernación hay que ir mucho más allá, si bien iniciamos con una importantísima estructura política y de amigos tenemos que buscar el apoyo de muchos otros sectores políticos y no políticos y llegarle a la gente y a la opinión con un buen planteamiento mostrando quién es Luis Enrique Dussán, su vida, sus realizaciones.

Yo he hecho bien la tarea, me he destacado en cargos que he desempeñado, tengo una identidad propia.

Rodrigo Villalba me ofreció el apoyo pero también dijo con claridad que yo soy el jefe de mi campaña y debo buscar apoyos de otros sectores. Como cualquier dirigente político él tiene unos desafectos, algunas personas que no lo quieren, yo espero poder llegar a ellas y hacerles ver que Luis Enrique Dussan es autosuficiente, tiene su propia identidad y que tiene una visión de desarrollo del departamento del Huila, una propuesta que hemos construido durante años con toda la experiencia y el bagaje en la vida pública que nos da unas condiciones para hacerle una propuesta seria al Huila. 

Lo importante es profundizar en el conocimiento que tengan sobre mí y que vean lo que estamos proponiendo, nuestro carácter que hemos demostrado en muchas ocasiones y que reconozcan eso. 

 ¿Cómo demostrar que usted no es solamente un alfil de Villalba?

Treinta años de vida pública con desempeño destacado, haciendo gestiones. En algún momento nos separamos políticamente, recuerde la primera elección de Santos, yo estuve con él y Rodrigo Villalba estuvo con la oficialidad del partido que era Rafael Pardo.

Hemos tenido momentos en que no coincidimos pero independiente de eso es lo que viene hacia adelante. 

Villalba ha dicho que no va a volver a ejercer la política de elección popular y en esta oportunidad está decidido. En la elección pasada de Congreso estaba muy reacio a participar y algunos de los amigos le dijimos tiene que ser usted porque quién más y estuvo muy a "regañadientes". Tiene claro que no va más. Tenemos todas las condiciones y un camino hacia adelante para mostrar nuestro perfil propio, autonomía. 

Hablando de comparaciones

¿Por qué usted es mejor que los otros candidatos?

Yo creo tener todas las condiciones para el momento que vive el Huila y lo que necesita. Tenemos un potencial inmenso pero muchas dificultades en su desarrollo, sobre todo en los temas productivos.

Creo ser la persona que más conoce estos temas, en particular la vocación agropecuaria del Huila. Tengo una visión de qué hay qué hacer y cómo hacerlo.

El aval

-El Partido Conservador va a definir un procedimientos estos días, están hablando del plazo hasta marzo. Todo el mundo está haciendo su trabajo. Yo tengo claro que no estoy compitiendo con otros candidatos en torno a un aval, voy a buscar el del pueblo huilense y vamos a hacer este ejercicio hasta el final. Espero llegar con éxito al 27 de octubre como gobernador. 

¿Ha tocado las puertas del Centro Democrático?

He hablado con varios dirigentes y amigos, pero he dejado un poco que avancen como partido porque creo que es la lógica, que tienen una responsabilidad política, hoy que tienen gobierno nacional, presidente del senado, una buena representación, deben poner personas de su militancia a consideración. 

¿Usted tuvo en la unidad legislativa a Ernesto Macías? 

Sí, además hemos tenido una amistad cercana, aunque poco tiempo, él me apoyó en varios temas y hemos tenido siempre una buena relación, en los últimos años en orillas diferentes porque yo estaba en el gobierno Santos, sin embargo hay amistad, admiración y respeto. 

 

La condición de sumar

Usted no pelea con nadie, todos son sus amigos…

Yo creo tener esa condición de sumar, no de ser un hombre de conflictos y negativo. Creo que hay que construir y que todos tenemos que tener una actitud propositiva así tengamos diferencias, lo que importa es el desarrollo de la región y el progreso de la gente.

Con Santos y con Uribe

 

¿Quedó matriculado como santista?

Yo trabajé en el gobierno de Santos, tenía una amistad de vieja data con él y me invitó a que lo acompañara en el gobierno una vez tomé la decisión de no volver al Congreso convencido de la necesidad de la paz en Colombia con toda la convicción.

Hicimos un trabajo  100% dedicado a ayudar a los campesinos, a transformar primero Finagro y luego el Banco Agrario. Yo creo que la matricula que uno pueda tener es relativa.

Estuve los primeros periodos del congreso apoyando el gobierno del presidente Uribe, con mucha seriedad, apoyando lo que consideraba bueno y argumentando críticas en algunos asuntos. La intención no ha sido otra que la de acertar en beneficio del pueblo colombiano y especialmente del huilense.

Esa polarización (Santos-Uribe) es hora de que empecemos a acabarla. No creo en las posiciones extremas, siempre me he sentido una persona de centro y creo que unos y otros actores tienen temas positivos como seguramente negativos también.

Creo que el propósito del desarrollo es construir progreso, el propósito de la política es servirle a la gente, la comunidad, mejorar la calidad de vida de las personas. Uno tiene que buscar los puntos de encuentro positivos para ayudar en buenos propósitos. 

Los tiempos de congresista

 

¿Qué hizo como congresista durante 12 años?

Defender a los campesinos, sacar leyes para el agro, direccionar políticas. También estuvimos mucho en temas ambientales que es algo fundamental en la vida de todos los seres humanos. Igualmente nos metimos en el tema minero energético sobre todo buscando que este no fuera en detrimento del medio ambiente ni afectando al sector agropecuario.

Sacamos leyes, hicimos debates. Hay una larga lista de temas en los que logramos avanzar. Fuimos creadores de  entidades como la UPRA (Unidad de Planificación Rural Agropecuaria) que es esencial para hacer un desarrollo eficiente, un buen punto de partida. Y creamos incentivos como el de la asistencia técnica; ayudamos a muchos campesinos a resolver problemas porque es un sector donde está la riqueza de este país, pero contradictoriamente es donde hay más pobreza y atraso. Por eso es que me ha apasionado el tema y creo que logramos contribuir al desarrollo rural y agropecuario en Colombia.

Falta. Estoy convencido de que hace falta una política del sector mucho más estructural y espero que en algún momento eso se logre. Tengo para aportar mi larga experiencia al Huila. Por eso quiero ser gobernador.

Comentarios