lunes, 18 de noviembre de 2019
Regional/ Creado el: 2019-06-12 10:25 - Última actualización: 2019-06-12 10:26

Más de 1200 personas damnificadas por primera temporada de lluvias

En el departamento del Huila resultaron afectados con daños en vías, cultivos, viviendas y acueductos 24 de los 37 municipios. La primera temporada de lluvias del año que finaliza a mediados de este mes también dejó como saldo 5 personas heridas y 4 muertas.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 12 de 2019

En Huila, los daños y afectaciones de la primera temporada de lluvias del presente año son mayores frente a los presentados durante todo el consolidado del año 2018.

La Oficina para la Gestión del Riesgo informó que ya inició la transición hacia la segunda temporada seca del año y datos preliminares del balance de lluvias indican que van 1205 personas damnificadas, 187 viviendas averiadas 3 destruidas, 4 personas muertas y 5 heridas.

La primera temporada de lluvias también afectó 42 vías, 3 puentes vehiculares y 3 peatonales, 3 acueductos, 37 hectáreas de cultivos, 2 centros educativos, y alcantarillados y centro de salud uno cada uno.

Además, Tarqui y La Argentina se declararon en calamidad pública para atender de manera pronta los daños dejados por dos avalanchas de las quebradas Agua Negra, Le Pedregosa y la Esmeralda el pasado 29 de mayo. Estas fueron las localidades más afectadas.

Para el 2018 el consolidado de las dos temporadas de lluvias arrojó 1 persona fallecida y 2 heridos. 411 personas damnificadas, 1 vivienda destruida y 108 averiadas. Afectó a 38 vías, 1 puente vehicular, 8 acueductos, 3 centros educativos y 14 hectáreas de cultivos.

“Podemos decir que comparativamente con el año 2018 en este año ha sido más fuerte esta primera temporada de lluvias del año 2019, en el entendido que se han presentado más afectaciones”, dijo la directora de la Oficina para la Gestión del Riesgo en Huila, Isabel Hernández.

Por municipios

Fueron afectados 24 de 37 municipios del Huila. Agrado, La Argentina, Neiva, Palermo, Paicol, La Plata, Oporapa, Nátaga, Tarqui, Gigante, Isnos, Pitalito, San Agustín, Acevedo, Elías, Santa María, Tello, Hobo, Campoalegre, Aipe, Saladoblanco, Algeciras, Teruel y Baraya.

En alerta amarilla por deslizamientos continua Aipe, Altamira, Colombia, Guadalupe, La Plata, Neiva, Pitalito, Saladoblanco, San Agustín, Suaza y Tarqui.

Detalla el informe de la Oficina para la Gestión del Riego, que en Teruel un deslizamiento en el barrio Villa Losada dejó 10 personas damnificadas. Y en Algeciras un vendaval perjudicó a 110 personas,  hubo daños en casas y pérdidas de cultivos.

En Tarqui y La Argentina, las crecientes súbitas dejaron 84 familias damnificadas y 17 viviendas averiadas y 3 destruidas, afectó 3 vías, 2 puentes vehiculares y 2 peatonales.  Además 4 acueductos del área urbana y rural deben ser intervenidos, por lo que la población debió recibir suministro de agua potable por parte de la Cruz Ruja. Y los cuerpos de las dos personas que fueron arrastradas por la avalancha no fueron encontrados, en días pasados fueron suspendidas las búsquedas de los labriegos Segundo Bolaños y Manuel Campos.

Transición

Entre tanto, fue emitida una alerta naranja por posibles incendios forestales en Villavieja. La directora de la Oficina para la Gestión del Riesgo en Huila, Isabel Hernández, informó que se encuentran preparando el Plan de Contingencia para hacerle frente a las situaciones que se puedan presentar con ocasión de la segunda temporada seca del presente año.

“Por eso en este momento sin bajar la guardia por las lluvias que se siguen presentado, sobretodo en el sur del departamento, estamos preparándonos para hacerle frente a lo que se aproxima en estos tres meses siguientes, durante julio, agosto y septiembre; nos encontramos en una temporada de transición hacia la segunda temporada seca del año de acuerdo a lo que nos dice el Ideam”, manifestó.

Los municipios del norte del departamento son los más propensos a la disminución de lluvias y con ello la presencia de incendios en la cobertura vegetal, pero estos son causados en su gran mayoría por personas.

Añadió que, “desafortunadamente hemos advertido que es por descuido de las personas o por la mano del hombre. Sobre todo cuando intentan preparar terrenos para sembrar, igualmente por arrojar colillas encendidas cerca de la carretera y en pastizales secos, eso genera grandes extensiones de naturaleza quemada”.

También se está en estudio de cuáles municipios podrían tener desabastecimiento de agua e invitó a la comunidad para que hagan uso adecuado del preciado líquido.