lunes, 21 de agosto de 2017
Nacional/ Creado el: 2016-05-24 03:55

Únete al programa posconsumo de residuos de iluminación en el país

Lúmina, único programa posconsumo de residuos de iluminación en el país.

Escrito por: Erick Rojas | mayo 24 de 2016

¿Cómo contribuir para mitigar el impacto de industrias y hogares?

Lumina Colombia diseña, ejecuta y financia un completo plan de gestión ambiental y aprovechamiento de las bombillas que recibe, conforme a la resolución 1511 de Agosto de 2010 del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo y del decreto 4741 de 2005. A su vez involucra el compromiso de los sectores industrial (empresa) y residencial (hogares) quienes deben tener en cuenta lo siguiente:

Los usuarios domésticos deben llevar sus bombillas a los diferentes puntos de recolección que pueden ser ubicados fácilmente a través de la página web http://www.lumina.com.co, son 307 contenedores instalados en 47 ciudades y municipios del país. Las empresas, por su parte, deben enviar los residuos de iluminación a alguno de los 12 centros de acopio, embaladas en cajas de cartón, después de contactar a Lumina y diligenciar un formato para reportar la cantidad de residuos a entregar.

“Las empresas que adelantan un proceso consciente en este sentido reciben un certificado de aprovechamiento y quienes lo hacen desde sus hogares se convierten en mejores amigos del ambiente, aportando así su cuota a la preservación del planeta” comentó Wilson Contreras, Director ejecutivo de Lúmina.

Proceso de recolección

Lumina cuenta con diferentes aliados de Gobierno y equipos de última tecnología, fabricados bajo estrictas normas de seguridad que garantizan la separación de los materiales aprovechables del mercurio que conforman las bombillas. Este proceso reduce la producción de materias primas nuevas y por tanto el consumo energético y la contaminación del agua y el aire.

Las bombillas son almacenadas en los centros de acopio y posteriormente llevadas a una planta en Cali donde actualmente son trituradas y demercurizadas para poder usar el vidrio y metal en nuevos procesos económicos.

¿Cómo se le da vida a los residuos de iluminación?

  1. Los tubos y bombillas fluoroscentes llegan a la planta de procesamiento embalados para evitar su rotura y se depositan en canecas para el proceso de demercurización,
  2. Los tubos ubicados en bandejas son introducidos en una cámara de destilación hermética donde un sistema neumático realiza la ruptura.
  3. En una cámara con factores de tiempo, presión y altas temperaturas, se produce la evaporación del mercurio, posteriormente mediante un choque térmico, con nitrógeno líquido se condensa el vapor de mercurio en una trampa para su correcto almacenamiento.
  4. Los residuos de las bombillas sin trazas de mercurio son triturados. Los residuos metálicos y el vidrio son separados a través de vibración de tamices.
  5. Los metales se seleccionan manualmente y el vidrio se procesa para darle características adecuadas de materia prima.
  6. Los casquillos y bases de bombillas hechas principalmente de aluminio y latón, son dispuestas para fundición. Todos los materiales rescatados de los residuos de iluminación que se evitan que lleguen al medio ambiente son usados en su totalidad.

Con el mercurio se explora la utilización en instrumentos de medición, enchufes, rectificadores eléctricos, interruptores y como catalizadores en procesos químicos.

El vidrio es utilizado en materiales de construcción donde es requerido para su producción inicial.

El aluminio se usa en electricidad, comunicaciones, para fabricar tubos, recipientes, mecanismos acuáticos, entre otras.

Los puntos o contenedores de recolección están ubicados en centros comerciales, almacenes de cadena, empresas, entre otras organizaciones. Al recibir las bombillas son transportadas a los centros de almacenamiento, ubicados en Bogotá, Medellín, Pereira, Barranquilla, Cali, Ibagué, Bucaramanga, Cartagena, Santa Marta, Sincelejo y Montería.