jueves, 29 de octubre de 2020
Neiva/ Creado el: 2020-09-22 02:13

Neiva se sumó a protesta convocada a nivel nacional

Aunque hubo situaciones que marcaron la manifestación, las autoridades presentaron un balance positivo. Brindaron garantías en el desarrollo de la protesta, la Oficina de Paz, el Ministerio Público y Organizaciones de Derechos Humanos.

El segundo grupo de manifestantes marchó desde la Universidad Surcolombiana.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 22 de 2020

Ayer se adelantó la movilización ‘21S’ convocada por las centrales obreras y por miembros del Consejo Superior de la Universidad Surcolombiana, para rechazar los diferentes acontecimientos que se han presentado en el país como los asesinatos sistemáticos y el abuso policial hacia la ciudadanía.

Después de las 8 de la mañana arrancó el primer grupo de movilización, integrado por miembros de la CUT y demás agremiaciones, los cuales se dirigieron hasta la gobernación donde expusieron su inconformismo por las políticas del gobierno, sin generar ninguna alteración en el orden público.

A través de carteles expresaron sus críticas hacia el Gobierno.

El segundo grupo arrancó en la Universidad Surcolombia, en donde diferentes estudiantes se sumaron a la movilización y alzaron su voz de rechazo a través de diferentes expresiones artísticas.

Paso a paso de la protesta

La marcha arrancó bien desde la Usco hasta el Bancolombia de la Calle 21 con Carrera 5, pero al llegar a este punto, algunos estudiantes lanzaron bombas de pinturas y grafitearon las paredes de la sede bancaria. 

Los protestantes lanzaron pintura a una sede de Bancolombia.

“Hubo alteraciones cuando había policías cuidando esta entidad bancaria. Los manifestantes emprendieron contra ellos lanzando pimpones llenos de pinturas, pudimos ver que no utilizaron ningún artefacto”, sostuvo la directora de la Oficina de Paz y Derechos Humanos, Smith Duarte Cano.

Posteriormente, se dirigieron hacia la Carrera 7, donde lanzaron todo tipo de expresiones a los policías que estaban custodiando el CAI Leesburg; pese a que la situación se tornó tensa, avanzaron hacia el Banco de Bogotá y allí lanzaron objetos contundentes y pintura a esta sede. En el momento lanzaron al parecer una lata de aerosol, la cual cae en el rostro de un uniformado, generándole una herida superficial, por lo cual, fue atendido por estudiantes de la Facultad de Medicina de la Usco, quienes le prestaron los primeros auxilios.

Policía resultó lesionado de manera superficial en su rostro.

Luego, se marchan de ahí y continúan su recorrido hasta llegar a las instalaciones de la Alcaldía de Neiva, donde los protestantes expresaron que el alcalde a la fecha ha incumplido con el apoyo de financiar la matrícula de los estudiantes de la Usco; situación que generó que lanzaran bombas de pintura y huevos, uno de estos le cayó en la cabeza del camarógrafo de la Administración Municipal, provocándole una herida superficial, pero tras el impacto le generó mareo y dolor de cabeza, sin embargo fue atendido por los estudiantes de enfermería.

“Veníamos acompañando la manifestación, haciendo diferentes reportes gráficos, fotos, videos y entrevistas, cuando llegamos al edificio municipal, hicieron una cadena humanitaria. Nosotros como camarógrafos o fotógrafos buscamos tener el mejor plano, quise hacer un plano, pero lastimosamente fui impactado por un huevo que me produjo mareo y dolor de cabeza”, expresó Rubén Darío Malpica Mejía, camarógrafo de la Alcaldía de Neiva.

El funcionario de la Alcaldía lesionado.

Malpica rechazó la violencia en las manifestaciones e hizo un llamado a evitar este tipo de situaciones: “Alcen su voz de manera pacífica, no hay necesidad de herir a nadie. Hay que evitar el vandalismo y estos actos que empañan toda clase de manifestación”.

Cadenas protectoras   

El Consejo Municipal de Paz, Reconciliación y Convivencia, la Red Nacional de Iniciativas Ciudadanas por la Paz y contra la Guerra (Redepaz), la Red Departamental de Derechos Humanos y la Oficina de Derechos Humanos del Consejo Superior Estudiantil, entre otros, acompañaron tanto a los manifestantes como a la Fuerza Pública para que la protesta se desarrollara de manera pacífica.

Ellos, además, mientras avanzaba los marchantes, realizaron cadenas humanas para prevenir cualquier acto vandálico y proteger las edificaciones de entidades públicas y privadas.

Balance positivo

Un balance positivo presentó el teniente coronel Héctor Ruiz, Comandante Operativo de la Policía Metropolitana de Neiva, quien afirmó que, aunque se presentaron algunas situaciones particulares, la jornada terminó de manera pacífica.

Policías custodiaban el CAI Leesburg.

“Es un balance positivo frente al desarrollo de una protesta social en paz, una protesta que permita construir nuestro país. Invitamos a todos nuestros ciudadanos para que hagan parte de esa construcción y ayudemos en esa seguridad y convivencia de nuestra ciudad”, indicó Ruiz.

Destacado papel de la policía

De otro lado, la directora de la Oficina de Paz y Derechos Humanos, Esmith Duarte Cano, presentó un balance positivo al finalizar la jornada. “Estamos muy satisfechos por el acompañamiento que se pudo hacer tanto del Ministerio Público, como la Administración Municipal y Organizaciones Defensoras de Derechos Humanos. Se puede decir que la mayoría de la manifestación transcurrió en completa calma”.

A su vez, rechazó los diferentes acontecimientos que marcaron la jornada: “Nosotros debemos defender el derecho a la libre protesta, pero ese derecho viene enmarcado en la protesta pacífica; y nunca en la Administración Municipal ni en la Oficina de Paz y Derechos Humanos, acolita o respalda los hechos de violencia cualquiera que sea, ni en contra de un servidor público, de un policía o de cualquier ciudadano, eso rechazamos, no lo respaldamos y llamamos a que las jornadas se desarrollen en completa calma”, agregó la funcionaria.

Duarte Cano aplaudió el comportamiento de la policía al enfrentarse a esta situación, dado a que, mantuvieron la calma y cumplieron con lo acordado de no usar armas durante el desarrollo de la protesta. “Nunca incitaron, estuvieron pendientes y nosotros, quienes estábamos como gestores de paz y como garantes de derechos humanos, estuvimos muy al tanto de que no se violentara a la policía”, expresó.

Reivindicación de los derechos

María Ruth Dussán Hernández, presidenta de la Corporación Mujer Cacica Huaiquipan, indicó que respetaron el derecho a la protesta y destacó que no hubo presencia del ESMAD ni policías armados. “Nos han cumplido esos puntos que acordamos. Simplemente estamos diciendo libremente que queremos que se reivindiquen nuestros derechos, queremos justicia y queremos paz”.

Finalmente, Paula Albarracín González, tesorera de la Junta Directiva del Consejo Superior estudiantil de la Universidad Surcolombiana, manifestó que, “teniendo en cuenta todo lo que ha venido sucediendo en diferentes ciudades del país, nosotros aplaudimos y saludamos la intervención que tuvo la Oficina de Paz, junto con otras organizaciones de Derechos Humanos para poder brindar seguridad a las personas que asistimos al espacio”.

Expresaron su voz de rechazo a través del arte su inconformismo con el Gobierno.

Opiniones

José Orlando Salazar, integrante de la Unión Sindical Obrera, USO

“Estamos luchando para que no se genere la venta de Ecopetrol, por todas las injusticias que hace este Gobierno, por los impuestos; el pueblo se cansó. Nosotros exigimos que el Gobierno tenga sentido de pertenencia y miren más al campesino, al civil y a las personas que están afectadas con toda la reforma tributaria”.

José Marín Moreno, integrante de la Junta Directiva de la Unión Sindical Obrera, USO

“Hoy decidí sumarme a la movilización en rechazo del modelo neoliberal de Iván Duque, las violaciones a los derechos humanos, el abuso de la Policía Nacional, exigimos una reforma, y en rechazo a la privatización de Ecopetrol como empresa del Estado”.

Johanny Chávez, del pueblo Nasa, organización Tribu

“Queremos que ya no nos sigan matando, lo que está pasando con el pueblo Nasa, Cauca, es supremamente duro. Hablamos de una invasión de hace 527 años, pero el asesinato y genocidio sigue vigente en nuestros pueblos”.

Jonathan Bohórquez Morales, soldado pensionado

“El Estado está vulnerando el derecho a la vida, está dejando morir a los jóvenes, a los indígenas y campesinos; Colombia necesita paz, presidente”.