sábado, 15 de agosto de 2020
Judicial/ Creado el: 2020-07-02 10:16 - Última actualización: 2020-07-02 10:16

Neivana denuncia ser víctima de acoso

*Lorena relató a través de un video publicado en Facebook, que iba por el semáforo del San Juan Plaza cuando fue acosada por un sujeto que, la habría perseguido hasta la Calle 21. Luego de decirle palabras obscenas, la habría amenazado. Esta es la historia.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 02 de 2020

Por Catalina Durán Vásquez

Una joven por medio de las redes sociales relató como un hombre la habría acosado por varios minutos mientras se movilizaba en su motocicleta. El sujeto le decía palabras muy vulgares y cuando ella decidió grabarlo, la amenazó.

Hechos

Según la versión de *Lorena, en el video cuenta que el presunto acosador es un hombre que se movilizaba en una motocicleta de placa WFI-82E, quien la habría perseguido por varias cuadras, diciéndole vulgaridades y groserías.

“Desde el semáforo del San Juan Plaza, por toda la avenida hasta el intercambiador de Luna Verde, me venía persiguiendo un señor en moto; venía detrás mío, diciéndome lo que suelen decir…un montón de guachadas, refiriéndose a mí”, expresó la joven.

Además, manifiesta que se “aguantó” todo ese trayecto, hasta que giró hacia el intercambiador de Luna Verde y fue ahí donde decidió enfrentarlo para que aprendiera a respetar.

Luego de que Lorena enfrentó al hombre diciéndole que la respetara y que la dejara continuar con su camino tranquila, la joven relató que eso le disgusto mucho a este sujeto, pues luego decidió insultarla y amenazarla aún más y con palabras más soeces.

“Aparentemente le ofendió muchísimo que le dijera eso, y empezó a insultarme, diciéndome cosas, incluso peores, de las que ya venía diciéndome y estuvo toda esa avenida de nuevo, todo el Batallón hasta el semáforo de la 21 diciéndome todo tipo de insultos, que yo era una de todo… en fin”, contó la joven.

No obstante, optó por sacar su celular y grabarlo, mientras el presunto acosador se tapaba la cara y levantando su dedo corazón, le hizo “pistola”.

“Después de que terminé de grabar, cuando arrancó el semáforo me amenazó. Se puso a mi lado y me dijo: ya le tomé las placas, perra, y me siguió persiguiendo hasta el Hospital. Para mí eso es acoso, una amenaza, tengo miedo y me siento muy mal. Llamé a la Policía y dicen que no se puede hacer nada… iré a la Fiscalía”, narró la denunciante.

Entre tanto, un grupo de mujeres que reprochan este tipo de actos han denunciado el hecho y responsabilizan públicamente al sujeto de cualquier daño físico o psicológico que pueda afectar la vida, la seguridad e integridad de la mujer.

“Las mujeres a diario sufrimos de todo tipo de violencias, entre esos el acoso callejero. El mal llamado “piropo” no es más que una atribución sobre nuestros cuerpos, sobre nuestras vidas. Queremos estar en las calles tranquilas, llegar a nuestras casas vivas, sin miedo. Como raro, las rutas de atención y los mecanismos de protección no funcionan a tiempo y no se activan para prevenir, sino más bien, cuando ya hay mucho que lamentar, no queremos que este sea el caso. De camino a casa queremos sentirnos tranquilas, no tener que ser valientes”, dieron a conocer en una publicación de Facebook.

“Tengo mucho miedo”

DIARIO DEL HUILA dialogó con la mujer víctima de este acoso y manifestó que no haría la respectiva denuncia ante la Fiscalía debido a que se asesoró con una abogada, la cual le indicó que hacer la respectiva denuncia implicaría otorgarle todos los datos personales de ella.

“Esto llevaría a que el hombre sepa quién soy, como me llamó, donde vivo, mi cédula y empezar un proceso que la verdad, a mí me da miedo, porque el hombre me amenazó muy directamente, y si solamente con enfrentarlo en la calle me amenazó y se puso increíblemente bravo y molesto porque según él debí haberme quedado callada; entonces sí eso lo hizo solamente por responderle en la calle no me quiero imaginarme que puede llegar hacerme al momento en el que se entere que lo denuncié legalmente”, sostuvo Lorena.

La victima manifiesta que si realizan todo este proceso legal el castigo más grande para este sujeto sería una multa, lo cual no justifica exponerse de tal manera.

Finalmente, Lorena les envía un mensaje a todas aquellas mujeres que a diario sufren de acoso por parte de los hombres, quienes ejercen los mal llamados “piropos”.

“Tenemos que quitarnos la venda de los ojos, esto es algo que nos pasa todos los días a la mayoría de las mujeres, es algo verdaderamente terrorífico los más llamados piropos, no son esos, son acoso y por ejemplo, en este caso, el hombre se molestó muchísimo por haberle respondido o sea en la lógica de él, él tenía todo el derecho de decirme lo que quisiera, de perseguirme, de expresarse hacia mí como se le diera la gana, y según él, yo tenía que quedarme callada. Entonces porque le respondí me pone en una situación de riesgo, eso creo que es algo que se debe plantear en la comunidad tanto por parte de las autoridades como nosotros como ciudadanos, ¿qué tipo de seres humanos estamos creciendo en una cultura en la que un hombre cree que tiene derecho sobre el cuerpo y sobre la vida de una mujer?”.

Además, añadió que la policía necesita más capacitación porque efectivamente no hubo una respuesta efectiva hacia lo que pasó, pese a que el patrullero que atendió su caso fue bastante amable y hasta empático.

“En realidad no me pudo decir nada solamente me remitió a la fiscalía y pensar más en cómo se pueden abordar este tipo de situaciones, porque en mi caso, por ejemplo, me abstengo de denunciar a la Fiscalía porque siento que me expongo mucho más”.

Ante esto, la comunicación que ella tuvo con la policía fue luego de llegar a la casa, por lo tanto, ya no hay una flagrancia para que las autoridades pueden actuar de inmediato, por eso el patrullero que la atendió la asesoró que lo hiciera directamente en la Fiscalía con las placas de la motocicleta.

A fecha de hoy la Policía metropolitana de Neiva está asesorando y apoyando a Lorena con la Sijín para adelantar lo correspondiente y no dejar en el olvido este hecho.

Por otro lado, Luz Ángela Gómez, Líder del Programa Mujer y Equidad de Género expresó que, “las mujeres a menudo somos violentadas en los espacios públicos, haciéndonos vulnerables a estos tipos de maltrato como el acoso, como le ha ocurrido a esta víctima, y que estos casos a veces no pueden ser denunciados y menos sancionados ya que el agresor por lo regular es desconocido”, caso tal al que le ocurrió a Lorena.

*Lorena, nombre cambiado a petición de la fuente con el fin de cuidar su integridad.