martes, 16 de julio de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-06-17 09:24

No la tenemos fácil

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 17 de 2019

Por: Juanita Escandón Salazar

Ayer la Selección Colombia nos dio una sorpresa, ganarle por dos goles a la legendaria Selección Argentina, aún cuando muchos colombianos hicieron sus apuestas esperando la derrota o inclusive apoyando al contrincante como una forma de ‘ir a la fija’. Si bien el triunfo no era predecible, tampoco fue una coincidencia, y sin ahondar en análisis sobre la calidad de juego de nuestro equipo, debo decir que le atribuyo el triunfo a los jugadores, jóvenes con grandes ambiciones y con el sueño de demostrar que si podemos confiar en ellos y que en Colombia si tenemos con qué, porque sin duda, estamos ante una nueva generación de juventud.

Al resto de jóvenes colombianos nos pasa lo mismo que a la selección, estigmatizados, vivimos a la sombra del concepto de éxito que tienen las generaciones pasadas y sin embargo cuando triunfamos, nos celebran más por el fruto de la sorpresa que por el esfuerzo que hemos cosechado para alcanzar nuestros logros.

Nos llaman ‘Millennials’ y nos tachan de frívolos, inestables, indecisos y adictos a la tecnología y si bien es probable, que como en todas las generaciones, haya quienes justifiquen la mala fama, también es cierto que quienes nos juzgan no nos conocen y obvian

Expertos aseguran que la aversión a esta nueva generación está influenciada en parte por cómo las anteriores generaciones asumieron la llegada de la tecnología, pues en vez de reconocer su potencial y sus aportes, la hacen responsable del deterioro de los valores sociales y el ‘embrutecimiento’ de las personas.

Yo sin embargo pienso que la globalización y los avances tecnológicos nos abrieron el mundo y nos permiten a los jóvenes de hoy llegar más lejos. El internet nos da acceso ilimitado a la información con la cual no solo nutrimos nuestro conocimiento sino nuestra ambición por traspasar fronteras e intercambiar nuestras visiones con personas de otras culturas. ‘Establecernos’ para nosotros no es una posibilidad, porque el mundo de hoy nos exige mantenernos vigentes y competitivos, somos la generación con mayor nivel educativo y sin embargo esto no es suficiente, pues como en el fútbol, el mundo laboral de hoy se alimenta de nuestra juventud, nuestra energía y ganas de trabajar. Por esto, a quienes nos critican, les digo que ‘no la tenemos fácil’ nuestro éxito no es fruto de coincidencias ni circunstancias favorables, es fruto de nuestro trabajo arduo y nuestra creatividad para encontrar la forma de siempre destacarnos entre los demás.

Comentarios