jueves, 22 de octubre de 2020
Judicial/ Creado el: 2020-06-16 09:21 - Última actualización: 2020-06-16 09:27

No quiero ser una cifra más de feminicidio: Gladys Quevedo

La mujer denunció a esta Casa Editorial que teme por su vida y la de su familia. Su excompañero sentimental de nombre Yeison Osorio Paramero, la ha amenazado de muerte a ella y a sus hijas. Pide a las autoridades que actúen de inmediato.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 16 de 2020

Ayer repudiábamos el feminicidio del que fue víctima Yudi Fernanda Pérez Uribe, de 19 años, brutalmente golpeada y sometida a vejámenes por parte de su expareja sentimental.

Ahora una mujer denuncia constantes actos violentos de los que ha sido víctima ella y sus hijas por parte de su excompañero sentimental.

La historia

Gladys Quevedo Susunaga cuenta que tres años después de que su pareja sentimental falleciera en un accidente de tránsito, decidió darse una nueva oportunidad con el hombre que más adelante se convertiría en su verdugo, Yeison Osorio Paramero.  

Gladys Quevedo Susunaga ha recibido constantes golpes por parte de su expareja.


“Me pareció una persona muy decente, amable, caballeroso, atento, trabajador, entonces me llamó mucho la atención esas cualidades”, manifiesta Gladys.

Los maltratos

Los detalles y las cualidades hicieron que Gladys decidiera iniciar una relación sentimental. Sin embargo, todo cambió cuando ella quedó embarazada; él cambió su actitud y se tornó agresivo.

 “Los maltratos físicos comenzaron cuando tenía tres meses de embarazo, en esa ocasión me empujó y me quería ahorcar, luego me dijo que iba a hacerme abortar. Después de eso, siguió los maltratos verbales”, indica la desesperada mujer.

Sumado a los maltratos físicos y psicológicos durante su gestación, también este hombre estaba siéndole infiel, razón por la cual, Gladys decidió terminar la relación.

“Le dije que se fuera de mi apartamento, efectivamente se fue, aun así, estaba pendiente del embarazo y seguía con sus viejas, era muy promiscuo”.

Un hematoma causado por su expareja sentimental.


No es la primera víctima de alias “Pitbull”

Sin bien Gladys no es la primera víctima de los maltratos físicos que ejerce este individuo contra las mujeres, ella conoció que en Caquetá es conocido como “Pitbull”, su alias se debe a que en este departamento mordió a una mujer y la dejó malherida.

“Adicional, ha tenido otras mujeres que también ha recibido más que todo mordiscos, porque él, es una persona que le gusta actuar de esta manera. En una ocasión me mordió la nariz, esa vez no hice nada, me quedé callada; ese día pasé un infierno”, revela Gladys.

El reporte médico donde evidencia las lesiones causadas por Yeison.


Los vejámenes

Incluso este hombre además de humillar, golpear y ejercer cualquier tipo de maltrato ha lesionado con arma blanca a Gladys. Asimismo, “me ha pegado con la chapa de la correa, con una varilla y me ha dañado los celulares. Una vez visitamos a la mamá, en Tello, me trató de ahorcar y me quería lanzar una piedra, pero me lesionó la tráquea, eso lo puse en conocimiento ante la Fiscalía de Baraya. En otra ocasión, me iba a meter unas monedas en la boca”, relata la agobiada mujer.

Este sujeto ha amenazado a Gladys con matarla junto a sus hijas, incluso a su primogénita. “El me decía que él sabía donde trabajo, como son mis movimientos, que no le quedaba nada grande y si yo llegaba a hacer algo contra él que sabia donde estudia mi hija, que no le veía ningún problema hacerle daño; también amenazó a mi mamá, él sabe dónde vive, que si lo sigo rechazando iba a la casa a tirar unas granadas”.

Temor

Gladys decidió volver con él y ha tenido que callarse y aguantarse cualquier tipo de chantaje y amenaza por temor a que este individuo tome represalias contra sus hijas menores de edad.

“Muchas veces me ha tocado callarme para no ofenderlo o recibir golpes de él; me ha tocado obedecer lo que él diga y mande, evitando a que me pegue o que se vaya contra las niñas. Ahora estoy huyendo de él”, expresa.

Frente a las denuncias que ella ha instaurado ante las autoridades competentes, el sujeto le ha mencionado que no le importa pagar cualquier tipo de pena, sin embargo, le ha afirmado que desde la cárcel podría enviar a alguien para que atente contra su vida.

“Me escribió que tranquila, que lo denuncie, porque no le ve problema. Me dice que yo lo puedo enviar a la cárcel, pero que sabe cómo mover las fichas y conseguir contactos para mandarme a matar y que no tiene necesidad de ensuciarse las manos”, señala.

Ella indica que ella no teme mucho por su vida, pero sí por la de sus hijas y familiares, porque este sujeto le ha manifestado en varias ocasiones lo que es capaz de hacer, incluso sus antecedentes evidencian lo agresivo que se puede tornar.   

“Según él, ha estado en las filas de la guerrilla y ha matado a gente, incluso hay personas que lo distinguen y corroboran lo que dice. En una ocasión me amenazó con un arma que tenía y realmente es capaz de lastimarme. Me dijo que así lo metiera a la cárcel, él me encontraba y me mataba, que iba a tomar mi cuerpo y que me iba a picar hasta desangrarme”.

La medida de restricción.




Ya está denunciado

Ya lo ha denunciado ante la Casa de la Justicia y la Fiscalía General de la Nación y además tiene una orden de restricción.

“Las autoridades lo único que me dicen es que hay que esperar a que me agreda. Esa vez que me golpeó no hicieron nada y tenía una caución, no se lo llevaron. Me dicen que hablara con él y solucionara el problema, pero cada vez me da más golpes”.

La denuncia ante la Fiscalía.



Finalmente, esta mujer espera que las autoridades actúen frente a este evidente caso de maltrato del que ha sido sometida por parte de su expareja sentimental y que han presenciado sus hijas y familiares.

Ella indica que no quiere sumarse a la lista de feminicidios como el que le ocurrió a Yudi Fernanda Pérez, de 19 años de edad, quien luchó durante 12 días en la unidad de cuidados intensivos, luego de ser ultrajada y maltratada por su expareja sentimental.