lunes, 21 de agosto de 2017
OPINIÓN/ Creado el: 2017-06-18 09:39

El café

Jorge Eliseo Cabrera

Escrito por: Erick Rojas | junio 18 de 2017

En reciente visita al Departamento del Huila del Gerente General de la Federación de Cafeteros pronunció duras críticas a la dirigencia política por su ¨ bajo compromiso con el sector cafetero y se dirigió a los ¨cinco mil cafeteros del Huila¨. En cuanto a lo segundo me permito aclararle al directivo cafetero que según datos del Comité Departamental el número de caficultores es de 82.949 con un área cultivada de 151.866 hectáreas. En relación al ¨bajo compromiso con el sector cafetero¨ de la dirigencia política recuerdo con claridad, a manera de ejemplo y como un justo reconocimiento, la constante dedicación del ex senador, ex gobernador y dirigente cafetero Alvaro Sánchez Silva quien alternaba sus cargos políticos con el de excelente miembro del Comité Departamental de Cafeteros. Una gran satisfacción suya fue la de haber obtenido que se realizara un censo cafetero que le significó al Huila ascender varios puestos en el escalafón nacional. Y siguió aumentando su producción hasta colocarse hoy en día en el primer lugar con 2´580.000 sacos de 60 kilos al año. Además, contamos con la fortuna de producir cafés especiales de la más alta calidad por las ventajas climáticas de nuestra región y por el cuidadoso proceso del grano de nuestros caficultores. El primer lugar de la caficultura Huilense no ha sido un hecho fortuito, sino un producto de una labor mancomunada entre los caficultores y la clase política sin ninguna excepción. Todos los exgobernadores han contribuido de alguna manera para su cristalización y su éxito. Se deben implementar sí en el Departamento los mecanismos asociativos para mejorarle el precio de venta a los productores de café especial. Se debe fomentar sí, por parte de la Federación la exportación del café molido, lo cual no le interesa a las grandes multinacionales del sector, quienes utilizan el café colombiano para mezclarlo con cafés de pésima calidad. Tal vez en lo único que estoy de acuerdo con el Gerente General del gremio, es pedir a los cafeteros Huilenses un mayor liderazgo en el panorama nacional. No debe ser el gremio cafetero un botín politiquero para ningún sector político. Se debe procurar mejorar sustancialmente el nivel de dirigencia cafetera hasta llegar a tener una auténtica y fuerte audiencia nacional, como se lo merece.