jueves, 15 de noviembre de 2018
Opinión/ Creado el: 2016-09-06 04:58

Los dueños de la banca en Colombia

Israel Silva Guarnizo

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 06 de 2016

Huila: Territorio Solidario

La revista Dinero acaba de sacar un artículo mostrando los dueños de las entidades financieras que controlan buena parte del mercado y que acumulan las utilidades más grandes en los últimos años a pesar de la recesión que vive el país. El primer lugar lo ocupa el Banco Colombia cuyos principales accionistas son los fondos de pensiones, Grupo Sura y  Grupo ARD. Entre los tres tienen cerca del 68 % del total de las acciones y el cuarto grupo de extranjeros con el 13 %. Le sigue el Banco Bogotá, propiedad del Grupo Aval que integran Banco de Occidente, Bogotá, Popular  y AV Villas. El Grupo tiene el 68 % de total de la propiedad del Banco. El tercer lugar lo ocupa Davivienda en los que cuatro de sus dueños tienen el 50 % de la propiedad. Finalmente en el cuarto puesto está el BBVA, propiedad de la misma casa matriz en España con el 77, 4 %. Las utilidades alcanzadas a mayo de 2016 por estas entidades son en su orden Bancolombia, 1,3 billones; Banco Bogotá 762.272 millones; Davivienda 620.344 millones; BBVA 258.233 millones.

Los resultados de la banca colombiana que se proyectan superan en 2016 los alcanzados en 2015  a pesar del bajo crecimiento del PIB. Los bancos comerciales en Colombia sigue obteniendo la mayoría de sus utilidades por concepto de pago de intereses, servicios financieros y los dividendos por inversiones. Este panorama muestra como el sistema financiero colombiano no está orientado a la inclusión financiera porque su concentración se ubica en los créditos de consumo y no a promover y a fortalecer el aparato productivo. Este último enfoque no es de interés para la banca colombiana. Solo les incumbe estar donde menos riesgos tengan y más utilidades les garanticen. Su apuesta es captar a menos tasa y colocar a una tasa alta, pero aquí viene la gran ventaja para el sistema financiero. A pesar de las discusiones nacionales sobre los altos costos de los servicios financieros estos siguen representando una tajada grande para el sistema financiero. Hoy, ya hay entidades que están eliminando la cuota de manejo en las cuentas de ahorro como estrategia para captar clientes, pero mientras los demás servicios sean costosos, amortiguan las ventajas que las entidades les otorgan a sus clientes.  Si observamos el otro gran componente de las utilidades son las inversiones provenientes en Colombia y el exterior.

Valdría la pena preguntarles a los funcionarios públicos cuales son los aportes y programas que ofrece la banca comercial por los dineros depositados por parte de las empresas del Estado en Colombia. El gran negocio es captar a bajo interés y a largo plazo; así como la colocación pero ahí ya no se la juegan la banca comercial tanto en población y estratos con altos niveles de riesgo.   Para ellos ya esos ciudadanos no son atractivos y poco interés tiene. El Estado es controlado por los grandes bancos por eso los programas que se impulsan casi siempre terminan fracasando porque la banca comercial no corre riesgos a no ser que el Gobierno subsidie y ahí si les interesa el manejo de los recursos y bancarizar como ellos dicen a los ciudadanos, es decir que tengan cuentas para cobrarles los servicios financieros a los cuentahabientes.