domingo, 19 de noviembre de 2017
Opinión/ Creado el: 2016-09-08 08:05

No hay derecho tanto abuso

Alfonso Vélez Jaramillo

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 08 de 2016

Hay preocupación y desconcierto por la forma como las Empresas Públicas de Neivamalgastanlos recursos de los contribuyentes y no los invierte de manera austera como ha insistido el propio alcalde, Rodrigo Lara Sánchez.

En un hecho sin precedentes, EPN publicó avisos de página entera en los periódicos regionales que valen millones de pesos, para responder lo que no había dicho y solicitar las pruebas que sustentaron mi columna Tiene la palabra, señor alcalde”, al mejor estilo del linchamiento mediático a un periodista por decir las cosas que no quieren escuchar.

En esa columna expresé mi inquietud y lo reitero, por el color lechoso, la turbiedad y el barro que en no pocas ocasiones llega a través del acueducto municipal, el tratamiento con cloro y el posible incumplimiento de las normas de calidad que debe certificar el fabricante de los químicos que se utilizan para la potabilización del agua.

En cambio, el alcalde Lara, coherente con sus directrices, me pidió los documentos por teléfono y me invitó a su despacho, sin las costosas publicaciones como alegremente lo hizo la gerente Cielo Ortiz, en desmedro del presupuesto de la empresa, como si la plata fuera de su propiedad.

Repito: Mi inquietud recoge la de muchas personas, de cómo llega el agua a los hogares, en ocasiones lechosa, turbia, con sedimentación y hasta con barro. No estoy poniendo en entredicho la calidad del agua que cotidianamente se suministra a los neivanos, como se quiere hacer entender de manera proclive.

El alcalde respaldó el estudio de la Secretaria de Salud Municipal sobre la calidad del agua de Neiva, y la subgerente técnica Olga Lucia Acosta señaló como posible causa que los operarios luego de trabajos de mantenimiento y reparación, a veces no purgan la tubería.

Expertos asocian la irregular situación con el cambio del proveedor, la calidad de los químicos suministrados, el abaratamiento de costos con la presunta no aplicación de coagulantes y especialmente, la desinfección con una sobredosis de cloro, un tema técnico que merece explicación.

Tratando de contribuir, resumiendo, cité en mi columna un estudio publicado en La revista Ingeniería e Investigación No. 44, de diciembre de 1.999, que es un órgano técnico de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional.

Se trata de la investigación “Sustancias Húmicas en Aguas para Abastecimiento”, que de manera extractada hace referencia a que “Como resultado de la degradación de la materia orgánica del suelo y la descomposición de los residuos vegetales (hojas, tallos, etc.), se forman sustancias húmicas (SH) incorporadas a las aguas superficiales por escorrentías como acción de la lluvia y causantes de dar color a las aguas naturales”.

“Al no ser removidas estas SH eficientemente en las operaciones como la coagulación-sedimentación, previos a la desinfección con cloro, dan origen a sustancias orgánicas halogenadas como los trihalometanos (THM), los cuales son reconocidos como potencialmente cancerígenos en humanos”.

Y expresa en su página 68, que “un claro ejemplo se encontró en el acueducto de Neiva” y a renglón seguido, un cuadro comparativo de 17 ciudades en el que aparece la boca toma y el acueducto de Neiva.

Sus autores son Míller Camargo Valero, magíster en Ingeniería Ambiental, profesor asistente del Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad Nacional, y Luis Eduardo Cruz Torres, químico, magíster en Sanitaria, profesor asociado del Departamento de la misma Universidad Nacional.

Teniendo en cuenta lo anterior, señor alcalde, la Norma Icontec 4760 sí existe (por un error de digitación escribí el número 44760) y es la misma norma establecida en los términos de referencia del contrato 16 de 2016, cuyo objeto es “suministro de coagulante policloruro de aluminio para las plantas de tratamiento de EPN Neiva, que tanto expectativa está causando.

Y si la gerente y sus auxiliares no saben, ni conocen la norma Icontec 4760, es la misma cuyo certificado de calidad debe ser expedido por el laboratorio del producto que está suministrándolo, me gustaría que publicara ese documento si lo tiene, porque si no, le va causar muchos dolores de cabeza.

Por último, considero que este linchamiento mediático es una retaliación a mis escritos en los cuales desmentí una columna del Jefe de Prensa de Empresas Publicas, en la cual utilizando información privilegiada, acusó al Ejército Nacional de estar robando agua, no hay derecho.