miércoles, 16 de octubre de 2019
Opinión/ Creado el: 2016-09-20 04:45

Nuestro Sí al Plebiscito. Segunda Parte

Carlos Alberto Baena López

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 20 de 2016

Ocho días atrás, compartimos las dos primeras razones por las cuales el Movimiento Político MIRA se sumó a la campaña del Sí al Plebiscito del próximo 2 de octubre, que revelará el parecer ciudadano respecto del Acuerdo Final para el cese del conflicto, concertado entre el Gobierno Nacional, y las FARC-EP.

Resaltamos en esa oportunidad, la directa y estrecha relación que existe entre votar Sí en el Plebiscito y la Defensa del Derecho a la Vida. También destacamos cómo incide en el respaldo a la mujer, en su esfuerzo por hacer de la equidad de género una realidad en el país; mujer que, al mismo tiempo, representa el rostro de las víctimas del conflicto.

A esos argumentos, hoy sumamos, en primer lugar, el del campesinado en Colombia. El Movimiento MIRA siempre ha acompañado las luchas del campo en nuestro país, siendo solidarios y respaldando sus reivindicaciones, en los diferentes procesos que han emprendido.

Sólo para recordar algunos ejemplos recientes: Acompañamos con decisión la Dignidad Cafetera, de especial trascendencia en el Huila; así como la Dignidad del Agro. Hemos permanecido cerca de la problemática de las zonas rurales en Colombia, brindando nuestro apoyo. Y desde el Congreso presentamos proyectos de ley a su favor, como el que pretende el reconocimiento de pensión, seguridad social, garantías de calidad de vida, y trabajo digno para el campo colombiano. Votar Sí al Plebiscito, es darles la mano a los campesinos de Colombia, a los campesinos de ayer, de hoy y del mañana.

Quienes se alejaron de la tierra, a raíz de las vicisitudes del conflicto, verán que el desactivar el conflicto quitando la guerra y las armas del camino, les permitirá regresar al campo y fomentar el arraigo, de modo tal que el campo pueda verse como lo que realmente es: Una gran fortaleza que genera oportunidades, empleo, paz y calidad de vida.

Finalmente, votar Sí al Plebiscito, se traducirá en respaldar la Libertad Religiosa en Colombia, porque hasta el momento, de alguna manera, la importancia del Hecho Religioso para el ser y para la sociedad, continúa sin ser reconocida suficientemente.

La verdadera paz se logrará cuando exista paz interior en cada corazón. Por esa Paz es nuestra lucha; a esa Paz abrimos las puertas; esa Paz es la que construimos para Colombia: La Paz que comienza en la espiritualidad, y en la cual la religión será fundamental.