miércoles, 24 de abril de 2019
Opinión/ Creado el: 2016-01-27 03:51

Otro incumplimiento de Emgesa

Manuel Antonio Macías Arango

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 27 de 2016

Es increíble la capacidad de mentir y de incumplimiento de Emgesa  y por otro lado, la falta de responsabilidad y de complicidad del ANLA, en el desarrollo del proyecto hidroeléctrico del Quimbo;  ahora resulta que una de las obras secundarias que eran necesarias tenerlas listas y operando antes del llenado de la represa y eran fundamentales para la puesta en marcha de la hidroeléctrica y se consideraba necesaria para dar el visto bueno antes de iniciar el llenado para cumplir con la licencia ambiental era la rampa de  descarga de aguas de las compuertas o vertedero. Pues esa obra no está terminada. De esa circunstancia se puede derivar muchas consecuencias, inclusive se puede llegar al punto de pensar que la irresponsabilidad y negligencia es tal, que se pudo poner en riesgo la vida de todos los habitantes de la ribera del rio Magdalena aguas abajo del Quimbo, dado que no pueden manejar el agua por compuertas y se perdería la capacidad de regulación de la presa en el caudal del rio. El desacato por parte de Emgesa a las medidas interpuestas por el Tribunal Administrativo del Huila estaría más que probado, se derivan consecuencias penales tanto para Emgesa como para los funcionarios del ANLA, que autorizaron el llenado, la generación y no han cumplido con los requisitos previos de la licencia, sin limitarse exclusivamente a la medición de la biomasa que dejaron en el vaso del embalse, si no que autorizaron la operación sin terminar las obras poniendo en riesgo el medio ambiente, el tema productivo, la calidad de aguas y como lo mencione hasta la vida de la personas que viven en la ribera del rio. Esta situación es sorprendente, en la medida que van avanzando las obras salen las inconsistencias e irregularidades en el proceso constructivo y de operación de la hidroeléctrica. Recuerdo algún día que el Ex Gobernador Carlos Mauricio Iriarte me llamo para comentarme sobre las filtraciones que existían en el dique principal del Quimbo, a lo que le respondí que si de alguna manera hemos podido hacer algo desde el punto de vista jurídico a través de la acción popular interpuesta por los piscicultores  en lo que respecta a nuestro tema específico, en la parte de la obra civil, no deben si quiera existir memorias, porque en ese tema nadie se metió; y Emgesa fue contratante, contratista, interventor, supervisor, etc.; y el ANLA realmente no sirve si no para ser el certificador de Emgesa.