sábado, 15 de agosto de 2020
Internacional/ Creado el: 2020-07-09 02:23

Pandemia en Brasil sigue imparable

Ayer superó los 1,7 millones de casos de coronavirus al registrar 44.571 nuevos contagios en las últimas 24 horas. De acuerdo a los datos aportados por el ministerio de Salud, la cifra de muertos llegó a los 67.964 tras reportar 1.223 decesos en la última jornada

Ayer Brasil superó los 1,7 millones de casos de coronavirus al registrar 44.571 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 09 de 2020

Brasil ha alcanzado los 1.713.160 casos de coronavirus tras registrarse 44.571 contagios en las últimas 24 horas, mientras que el número de muertos llegó a los 67.964, informó el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, quien la víspera dio positivo de Covid-19.

Brasil, el segundo país más afectado del mundo por el coronavirus por detrás de Estados Unidos, sumó 1.223 muertos desde ayer, mientras que otros 4.105 decesos están bajo investigación, de acuerdo con el balance diario del Ministerio de Salud.

La cartera subrayó que los datos de los últimos días reflejan una subida en la curva de casos confirmados y una estabilización en la curva de muertes por el coronavirus.

Desde que se registró el primer caso en Brasil, a finales de febrero, más de un millón de personas se han recuperado de la enfermedad.

En los primeros meses, el virus azotó fuertemente a Manaos, capital del estado de Amazonas, así como algunas regiones del sureste del país, como San Pablo o Río de Janeiro, pero en las últimas semanas se ha propagado con fuerza hacia otras zonas, como el centro-oeste y el sur.

Pese a que la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos ha disminuido en San Pablo, donde llegó a ser del 90%, el estado más populoso del país sigue concentrando el mayor número de casos y muertes (341.365 y 16.788, respectivamente).

Por detrás se sitúan los estados de Ceará (128.471 casos y 6.665 muertes) y Río de Janeiro (126.329 contagios y 10.970 decesos).

Entre los contagiados por el nuevo coronavirus se encuentra ahora el presidente Jair Bolsonaro, quien la víspera anunció que dio positivo en un test de coronavirus y pasará dos semanas en cuarentena.

Bolsonaro, uno de los líderes más escépticos sobre la gravedad del coronavirus, dio positivo de COVID-19 (Marcos Correa/Palacio Planalto/d / DPA)

El presidente brasileño, uno de los más escépticos sobre la gravedad del coronavirus, afirmó que ha mejorado gracias al uso de la hidroxicloroquina, un antipalúdico cuya eficacia no ha sido comprobada para tratar la enfermedad.

 “A los que van contra la hidroxicloroquina, pero no presentan alternativas, lamento informar que estoy muy bien con su uso y, con la gracia de Dios, viviré todavía por mucho tiempo”, afirmó este miércoles Bolsonaro en sus redes sociales.

Este último fin de semana, antes de ser detectado con el coronavirus, el jefe de Estado mantuvo una febril actividad en las calles y, sin precaución alguna, participó en varios eventos con asesores, ministros e incluso el embajador de Estados Unidos, Todd Chapman.

Tras conocerse el positivo de Bolsonaro, Chapman, al igual que ministros y asesores del presidente, se sometió a un test de coronavirus, pero ha dado negativo.

Polémicas declaraciones

Jair Bolsonaro aseguró ayer que ningún país del mundo ha preservado la vida y los empleos como Brasil sin propagar el pánico ante la pandemia del coronavirus, aunque en el gigante sudamericano cerca de 68.000 personas han muerto por la COVID-19 y más de 1,6 millones están infectadas, lo que la convierte en la segunda nación más afectada por el brote.

 “Ningún país del mundo ha hecho como Brasil. Preservamos vidas y trabajos sin propagar el pánico, lo que también conduce a la depresión y la muerte”, señaló el mandatario en un mensaje publicado en su cuenta en Twitter.

 “Combatir el virus no podía tener un efecto colateral peor que el propio virus”, agregó al insistir en su crítica a las medidas de distanciamiento social impuestas por Gobiernos regionales para intentar frenar la pandemia y que provocaron una crisis económica.

En este sentido, señaló que las medidas de confinamiento decretadas a nivel estatal y local solo tuvieron como objetivo “retrasar el contagio” y ganar tiempo hasta que los hospitales pudiesen prepararse, recibiendo nuevos respiradores y habilitando camas en unidades de cuidados intensivos.


La cifra de muertos por coronavirus llegó a los 67.964 en Brasil (REUTERS/Amanda Perobelli)

En su mensaje Bolsonaro resaltó que el Gobierno central creara medios para preservar empleos y que no solo se dedicara a “retardar el contagio” como lo hicieron algunos mandatarios regionales. “Nuestro Gobierno atendió a todos con recursos y medios necesarios pero, además, creamos medios para preservar empleos y auxiliamos con cinco cuotas de 600 reales (unos 113 dólares) a un universo de 60 millones de informales/invisibles”, dijo al referirse al subsidio de emergencia que el Gobierno ha distribuido entre los más afectados por la paralización de actividades.

Bolsonaro, quien confirmó el martes por la mañana que tiene coronavirus, también publicó en sus redes sociales un video en el que afirma que se siente muy bien y que la hidroxicloroquina “está funcionando”.

En las imágenes, publicadas anoche, aparece Bolsonaro tomando una pastilla de ese medicamento, cuya efectividad para tratar el coronavirus no está probada.