jueves, 29 de octubre de 2020
Opinión/ Creado el: 2020-08-15 09:01

Política pública ambiental

Escrito por: Redacción Diario del Huila | agosto 15 de 2020

Por Álvaro Hernando Cardona González

En diversos escenarios es frecuente escuchar que las políticas públicas ordenan al Estado, sus entes territoriales o instituciones hacer o no hacer algunas cosas. Por eso mismo tenemos incompetentes funcionarios públicos al frente de estas instancias que confunden las normas (leyes, decretos, ordenanzas, resoluciones, etc) con las políticas.

Por ello mismo, muchas organizaciones sindicales, gremiales, educadores, y otros caen en lo mismo. Creen que acción y política pública es lo mismo, y peor, creen que son normas.

En materia ambiental la ausencia de una política pública coherente y valor institucional para aplicarla o ejecutarla reflejan la calidad ambiental que los colombianos tenemos. Y esto también contribuye a la disgregación de esfuerzos en favor de una mejor conservación o recuperación de nuestro entorno natural; a la dispersión en vez de unión en la identificación de los problemas y sus causas; en el incumplimiento de los pactos; y definitivamente en el fracaso anunciado de los propósitos.

Hay muchísimas definiciones. Unos sostienen que son las relaciones orientadoras de la acción, teniendo por objetivo principal el de contribuir a mejorar las decisiones públicas. Otros, que son la formulación o implementación, a respuestas puntuales y específicas a las demandas sociales. Decenas más.

En síntesis, las políticas públicas son las definiciones de acciones para resolver problemas de la sociedad. Es la identificación de los problemas, su análisis, la identificación de lo que hay que hacer (acciones) y los tiempos para solucionarlos (cronogramas), la identificación de los responsables de esas actividades y la precisión de indicadores para conocer cada tanto la eficacia (logros) de estas.

Normalmente el Estado procura que los ciudadanos no intervengan mucho o nada en esto, y hay siempre deseo de hacerlo por los ciudadanos. Pero, ¿qué papel juegan las normas, el presupuesto, las instituciones o la educación, en las políticas públicas? Son algunos de los instrumentos para ejecutarlas.

En materia ambiental sin dudas hay buenos resultados en desarrollo de políticas públicas. Pero estas están desarticuladas. Ejemplo: Conservación del recurso hídrico. Una estrategia es que se destine el 1% de los presupuestos de los territorios para compra de predios de áreas estratégicas para su conservación. Cuando no se habían adquirido todas las áreas estratégicas, se permitió el gasto en mantenimiento de los pocos adquiridos y luego en Pagos por Servicios Ambientales. Seguimos sin adquirir estas áreas y lo más protuberante, seguimos permitiendo la ocupación de todo tipo de actividades en páramos (los mayores productores de agua nacionales).