martes, 13 de noviembre de 2018
Economía/ Creado el: 2018-02-07 10:00 - Última actualización: 2018-02-07 10:19

Precio de exportación quebraría al sector lechero

El presidente de la organización gremial, José Félix Lafaurie R., advierte que la Resolución expedida recientemente, que pone en vigencia el precio competitivo de la leche, terminará generando un problema de índole social, a la vez convoca al Estado a hacer una revisión técnica de la medida.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | febrero 07 de 2018

Redacción Diario del Huila, Economía

Este martes MinAgricultura, y el Ministerio de Comercio Industria y Turismo, expidieron la Resolución 083 que tiene como objetivo promover las exportaciones de leche y derivados lácteos a partir de las zonas más afectadas por el conflicto (Zomac).

De acuerdo con las condiciones establecidas en la resolución, las compras de volúmenes de leche para exportación podrán realizarse de acuerdo al precio competitivo, es decir, un valor por litro superior a $850, según los cálculos de la fórmula de precios definida. Además, los proveedores de leche cruda deberán desarrollar su producción en los municipios Zomac con el apoyo de los industriales que participen en el programa. 

Frente a esta medida, el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie R., indica que la Resolución, terminará generando un problema de índole social de incalculables proporciones, y hará retroceder al sector en productividad, a la vez que convoca al Gobierno a hacer una revisión técnica de la medida.


Si la tasa de cambio cae o el mismo precio internacional baja, podríamos estar viendo precios por litro de menos de $400.

Este proyecto, venía en discusión desde hace más de tres años y el sector lechero mostró su rechazo cuando el Gobierno lo promovió, argumentando que el modelo, lesionaría gravemente el ingreso de los productores y advirtiendo los posibles efectos económicos y sociales.

Pese a lo anterior, el Gobierno lanzó la iniciativa favoreciendo en el pulso final a la industria. «Más aún, en una de sus últimas versiones del proyecto de Resolución, el ejecutivo introdujo el tema de las ZOMAC, revistiendo el modelo propuesto de un aparente carácter social, cuya puesta en marcha afectará a todo el sector lechero», señaló el dirigente gremial.

“No hay condiciones”

 Las Zomac, se caracterizan, como su nombre lo indica, por ser áreas afectadas por el conflicto. Son territorios donde la presencia de crimen organizado y economías ilegales imperan pese a los esfuerzos.

Ese es el escenario que el Estado quiere convertir como territorio de donde saldrá la leche para exportar, y donde, como es evidente, no cuenta con infraestructura vial rural que es unos principales problemas del campo, así como tampoco con las condiciones apropiadas para la producción de calidad de leche.

Aspecto que se delega al privado (agente comprador), quien debe establecer un modelo de asistencia técnica especializada y orientada a mejorar la calidad composicional, higiénica y sanitaria de la leche cruda, así como la mejora en la rentabilidad de sus proveedores. Misión que resulta un tanto irreal, dado el nivel de precios que impone la fórmula del valor competitivo de la leche.


Precio competitivo: un valor por litro superior a $850.

Mientras con la metodología establecida en la Resolución 017 de 2012 actualmente se le debería pagar al ganadero alrededor de $1.060 por litro, ya de por sí un precio deprimido, con el Precio Competitivo de Exportación, que depende de la cotización internacional, hoy día al productor solo le pagarían $790 por litro, es decir una disminución en su ingreso de 34 %.

La mayor preocupación es que si la tasa de cambio cae o el mismo precio internacional baja, podríamos estar viendo precios por litro de menos de $400. Además hay que tener en cuenta que el país produce alrededor de 6.700 millones de litros de leche líquida al año, pero la industria solo acopia un poco menos del 50 %.

«Evidentemente, un país que tiene una oferta de leche casi del doble de lo que es capaz de procesar la industria, cuando a esta se le permite comprar en zonas de conflicto a precio muy por debajo, desplaza su acopio a zonas a las cuales tradicionalmente no llega, dejando de comprar en regiones donde hoy en día hay una oferta de leche especializada. Esto terminará, indudablemente generando un problema de índole social de incalculables proporciones», enfatizó Lafaurie Rivera.

Lo social de desdibuja

Para generar impactos positivos en las Zonas Más Afectadas por el Conflicto, debería pagársele al productor un precio aún mejor que el de los $1.060 que se paga hoy. Al contrario, lo que pretende la medida, patrocinada por la industria lechera, es que se le pague el litro de leche muy por debajo de sus costos de producción. «No es viable producir de esa forma», advierte Lafaurie R.

Otro efecto es que con un precio competitivo de exportación establecido para las Zomac, la industria va a preferir acopiar en dichas zonas, obligando a las demás regiones a bajar sus precios y someterse a las condiciones del sector procesador, desconociendo la Resolución 017 de 2012».


El país produce alrededor de 6.700 millones de litros de leche líquida al año, pero la industria solo acopia un poco menos del 50 %.

La medida no apunta a fortalecer la cadena productiva láctea, sino a generar una baja generalizada de precios al productor, que viene siendo castigado por las condiciones del cambio climático, por una industria que impone las reglas, y por los impactos de la importación de leche y derivados lácteos vía Tratados de Libre Comercio, finalizó el dirigente.