miércoles, 28 de octubre de 2020
Economía/ Creado el: 2020-09-21 05:10

Prevén futuro complicado con precios del petróleo

Al terminar el viernes anterior  la cumbre de la OPEP+ sin cambios en los recortes, Libia reinició sus exportaciones con lo que impidió un incremento sustancial para levantar el valor del barril

Escrito por: Redacción Diario del Huila | septiembre 21 de 2020

Tras dos días de análisis, finalmente los países productores y asociados en la OPEP+ no lograron cambiar los recortes de producción que establecieron desde abril y junio de este año, con lo que no lograron impactar de manera significativa un incremento en los precios.

El viernes anterior los precios se mantuvieron en su mejor nivel desde principios de septiembre. En Nueva York, el barril estadounidense de WTI de octubre aumentó 14 centavos a US$41,11 dólares (+0,34).

En contrapartida, el barril de Brent del Mar del Norte para entrega a noviembre cerró en Londres con una caída de 15 centavos (-0,34%) a US$43,15.

Sin embargo, desde el lunes los precios de referencia ganaron alrededor de 10% retornando a niveles comparables a los de principios de septiembre.

Tras la reunión de la OPEP, que alentó este repunte, el anuncio del levantamiento de un bloqueo portuario en Libia revirtió ligeramente la tendencia.

"El anuncio del levantamiento del bloqueo libio y la reanudación de las exportaciones de petróleo desencadenó una toma de ganancias después del repunte decente en los últimos días", dijo a la AFP Craig Erlam, de Oanda.

Desde el lunes los precios de referencia ganaron alrededor de 10% retornando a niveles comparables a los de principios de septiembre

Estrategias

El especialista señaló que "claramente está volviendo al mercado una gran cantidad de petróleo en un momento en el que ya hay mucho", lo que puede atentar contra la subida de precios.

La sobreproducción acumulada alcanzó los 2,38 millones de barriles por día (mbd) de mayo a agosto", dijo Stephen Brennock de PVM, un superávit que deberá compensarse en diciembre.

Los productores decidieron en abril reducir su producción conjunta en 9,7 mbd en mayo y junio para reactivar los precios deprimidos por la pandemia de Covid-19. Posteriormente decidieron reducir gradualmente estos recortes.

La OPEP y sus aliados, entre ellos Rusia, cumplieron en agosto en un 102 % el recorte de su producción vigente y serán en el futuro más "proactivos", lo que significa que pueden bajar aún más su bombeo si lo estiman necesario para evitar nuevos desplomes del mercado petrolero.

Así lo aseguró el ministro saudí de Energía, Abdelaziz bin Salmán, tras copresidir, junto a su homólogo ruso, Alexander Novak, la reunión mensual de un comité interno de la OPEP+ (OPEP y aliados) encargado de verificar la disciplina del grupo.

“No esperaremos a diciembre, vamos a ser más proactivos (…) Este mensaje va contra los especuladores del mercado de petróleo, no contra la OPEP+”, dijo Bin Salmán en una rueda de prensa online.

Organización

“Cualquiera que piense que recibirá una palabra de mí sobre lo que haremos a continuación, está absolutamente viviendo en la luna… Me aseguraré de que quien apueste en este mercado (petrolero) termine en el infierno”, añadió.

“Nunca dejaremos el mercado desatendido”, aseguró el ministro en lo que parece una alusión al fuerte desplome del valor del crudo que se produjo en abril pasado, después de la ruptura un mes antes del acuerdo que había entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y Rusia, que desató una guerra de precios y agravó la crisis ya causada por el coronavirus.

El pacto es un compromiso para mantener limitados los suministros hasta fines de abril de 2021, con un plan escalonado cuya segunda fase entró en vigor el 1 de agosto y supone una moderación de la reducción hasta 7,7 mbd.

De otra parte, también se conocieron las reservas comerciales de petróleo crudo en Estados Unidos que cayeron la semana pasada tras un alza inesperada la semana anterior, mientras que la actividad de las refinerías aumentó fuertemente.

El crudo se redujo en 4,4 millones de barriles hasta situarse en 496 mb el 11 de septiembre, según el reporte semanal de la Agencia estadounidense de Información sobre Energía (EIA). Los analistas habían anticipado un aumento de las reservas de más de 2 mbd.

"La actividad de las refinerías aumentó claramente respecto a la semana anterior, tras el paso de los huracanes Laura y Marco" por el golfo de México, indicó Matt Smith, de la firma ClipperData.

“Nunca dejaremos el mercado desatendido”, aseguró el ministro saudí de Energía, Abdelaziz bin Salmán, en lo que parece una alusión al fuerte desplome del valor del crudo que se produjo en abril pasado

Las refinerías estadounidenses funcionaron al 75,8% de su capacidad, un alza de cuatro puntos porcentuales respecto a la semana anterior.

Las importaciones de crudo cayeron de 5,42 millones de barriles diarios (mbd) a 5,01 mbd, un descenso explicado en parte por la baja importación de petróleo de Arabia Saudita, según Smith.

Exportaciones

La monarquía árabe, líder de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ha emprendido con sus socios una política de recorte de la producción para estabilizar el precio del oro negro.

Las exportaciones estadounidenses de crudo también retrocedieron, pasando de 2,94 mbd a 2,60 mbd.

En Cushing, Oklahoma, donde se sitúa el petróleo WTI cotizado en Nueva York, las reservas se redujeron en 100.000 barriles hasta 54,3 mbd.

La reducción de las reservas de petróleo en Estados Unidos se vio limitada, sin embargo, por el repunte de la producción, que pasó de 10 mbd a 10,9 mbd.

"Simplemente regresamos a los niveles anteriores a los huracanes", precisó Smith. "Pero ya vemos que empieza a descender de nuevo con el huracán Sally", que golpea el sureste de Estados Unidos.

Las reservas de gasolina disminuyeron levemente (-400.000 barriles), cerca de la baja prevista por los analistas.

Y las de los productos destilados (carburante de calefacción o de avión) se redujeron en 3,5 mbd, mucho más que la caída de 250.000 barriles anticipada por los analistas.

Los estadounidenses consumieron de media 18,1 mbd en las últimas cuatro semanas, lo mismo que la semana pasada, pero un 15,5% menos que en el mismo periodo del año pasado.

¿Rumbo a los US$45?

La agencia Moody´s se refirió al comportamiento del mercado petrolero por cuenta de la pandemia, y entregó su previsión sobre lo que pueda pasar con los precios del barril de petróleo, que proyecta en el rango de los US$40 y US$45, en el corto plazo.

Aunque en un escenario de mediano y largo plazos, Moody’s amplía significativamente ese escenario llevándolo al rango de los US$45 y US$65.

La firma condiciona esa previsión a varios hechos. El más importante: cómo avance la expansión del coronavirus en Europa. Pero también hay que esperar qué pueda ocurrir con la normalización del transporte aéreo de pasajeros.

Mientras tanto, Moody’s espera que el suministro limitado de petróleo continúe respaldando los precios del petróleo en el corto plazo. Hay que recordar que luego de dos semanas por debajo de la barrera de los US$40, el barril Brent vuelve a rozar los US$43.

Moody´s se refirió al comportamiento del mercado petrolero por cuenta de la pandemia, y entregó su previsión sobre lo que pueda pasar con los precios del barril de petróleo, que proyecta en el rango de los US$40 y US$45

“El repunte inicial de los precios del petróleo se ha estabilizado desde julio de 2020, lo que refleja una desaceleración en la recuperación de la demanda, así como el retorno de la producción de petróleo durante el verano después de los cierres de marzo y abril”, se lee en el análisis.

Espera la agencia que el mercado petrolero pueda superar las tensiones en relaciones políticas y comerciales, por lo que la previsión es que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) mantengan un enfoque “cooperativo” para llegar a consensos sobre los recortes en materia de producción.

“Este acuerdo (que expira en abril de 2022) hará que los recortes de producción sean más inmediatos, y también implicarán una recuperación más gradual de los precios del petróleo después del repunte inicial en 2020”.

Finalmente, Moody’s espera que los niveles de producción en Estados Unidos y Canadá sigan recuperándose en 2020, y proyecta una estabilización para 2021.