miércoles, 24 de abril de 2019
Regional/ Creado el: 2015-10-16 05:47

“Soy de las personas en el país que manejo con más eficiencia el agua”

DIARIO DEL HUILA habló con Carlos Cabrera Villamil, gerente de la compañía 3C, quien se refirió a las acusaciones en su contra de algunos habitantes de Aipe, sobre supuestos abusos en el caudal de este importante afluente hídrico. Aseguró también que a lo largo de mucho tiempo, ha sido víctima de persecución.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 16 de 2015

El empresario huilense Carlos Cabrera Villamil, propietario de la compañía 3C, lleva cerca de 50 años trabajando zonas aledañas del río Aipe. Sus actividades se centran en la piscicultura y agricultura las cuales, según él, han generado a ese municipio cerca de 250 empleos permanentes. Recientemente, esas mismas actividades fueron cuestionadas por algunos habitantes de esa localidad, quienes aseguraron que por parte de la compañía se estaba cometiendo abuso de caudal. Él se refirió a ese tema y manifestó que ha sido víctima de señalamientos y persecución. Afirmó también que pese a que se vive un fenómeno climático donde la prioridad es la conservación del recurso hídrico, sus actividades propenden por este mismo objetivo.

¿Cuánto tiempo lleva usted teniendo injerencia en el municipio de Aipe y qué resultados ha tenido?

He trabajado durante los últimos 46 años decentemente, en las zonas aledañas del río Aipe. Hoy genero 250 empleos productivos de manera permanente y he sido pionero del desarrollo piscícola en tierra con tecnologías de punta, tales como aplicación de bacterias benéficas que degradan las materias orgánicas, recirculaciones de las aguas, reúsos de las mismas y tratamientos de estas para devolverlas al río en iguales condiciones de las que fueron captadas. En los cultivos de arroz, hemos reducido significativamente los consumos de agua con nivelaciones con tecnología láser, construcción de piscinas pasando de láminas de agua de promedio de 12 centímetros a 2 centímetros y reducciones efectivas en más de un 60% de agua. Las que utilizamos para los desarrollos piscícolas.

¿Por qué se dice que usted se aprovecha del caudal más de lo que la autoridad ambiental le tiene concesionado para sus actividades piscícolas y agropecuarias?

Malintencionadamente, van y hacen unos aforos en unas bocatomas en playa, con una funcionaria de la CAM. Lo hacen con un sistema que tiene margen de errores de hasta el 80%. O sea que esos aforos no son aceptados casi por nada. Lo segundo es que después de que ingresa el agua, en cualquier bocatoma del mundo hay desarenadores para sacar todo lo pesado, ahí se bota gran parte de esa agua. Se atreven a decir que hay consumos de agua superiores, cuando han hecho el aforo donde no es y con un método que no es válido. Lo otro más grave es que aseguran que tomo 3.6 metros cúbicos por segundo cuando lo que tengo son motobombas que tienen un diseño y especificaciones determinadas, las cuales dan un caudal que es lo que produce y que están aforadas por la misma CAM y que no se pueden modificar. Soy de las personas en el país que manejo con más eficiencia el agua y he sido exaltado y condecorado por mis labores. Lo que estoy seguro es que quieren hacerme daño a mí, porque trabajo honradamente y tengo resultados.

¿Quiere decir que es víctima de persecución?

Claro. Yo llevo 46 años trabajando, yo no soy de ayer. Soy el mayor empleador del municipio desde hace muchos años. Están persiguiéndome, las personas que hacen esas acusaciones no son personas representativas del municipio. He sufrido varios atentados. Sencillamente, a la CAM la viven fustigando con oficios de todo tipo para que me persigan, eso está claro. Yo ya me aburrí de esta persecución. De todos los concesionarios, al único que me cuestionan es a mí.

¿Cuál es la posición de las autoridades ambientales en todo este tiempo?

Han abierto investigaciones y nunca han podido sancionarme porque también, la vez que dije que tenía un poquito de agua, y eso un 10% en un canal, fue con un método de flotación. Lógicamente, ellos saben y son técnicos, de que puede haber un margen de error muy grande. En esos sitios no hay ningún tipo de medición, si el río sube me entra agua, si me llega agua de los descoles de otras fincas, pues me llega más agua. Eso es clarito, lo sabe todo el mundo.

Estamos ante un fenómeno de cambio climático, donde la prioridad es cuidar y preservar el recurso hídrico. En ese sentido, ¿cómo maneja sus actividades?

Entendamos que si se acaba ese río, el gran damnificado soy yo. Por lo tanto, hago muchísimas acciones para conservar el agua. Por ejemplo, nosotros tenemos alrededor de 8 kilómetros de ribera del río por lado y lado, nunca permito que un animal entre a la ribera porque se va a comer la vegetación y lo va a desproteger; le he hecho obras similares a las que se le ha hecho al río Las Ceibas para encausarlo, para que no haga erosión ni dañe los lotes de cultivos. Este año, en el mes de mayo no llovió ni una gota y el río no aumentó su caudal sino que disminuyó e históricamente, era el mes donde más llovía siempre. El río se reduce porque no hay lluvias en las cabeceras, sin embargo, todos los concesionarios han tenido el agua suficiente, que son los que han tenido el agua suficiente y saben que la requieren.

Director de la CAM habló sobre concesiones de agua 

El director de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), Carlos Alberto Cuéllar Medina, se refirió a los procesos que adelanta la entidad en cuanto a la revisión de las concesiones de agua sobre el río Aipe. “Estamos evaluando y tenemos procesos contra diferentes infractores que puede concluir incluso con el retiro de la concesión de agua. Nosotros tenemos un proceso sancionatorio, lo que la gente pretende y quiere es que inmediatamente se hace la visita se haga ese proceso y nosotros lo que más podemos hacer en primera medida es una medida preventiva, suspendiendo la captación ilegal. Lo que pasa es que apenas se retira un funcionario, la gente vuelve y reincide. Lo que buscamos es que la gente que se vea enfrentada a un proceso administrativo también lo esté frente a un proceso penal, pues está desacatando órdenes administrativas, poniendo en riesgo la vida humana y el medio ambiente. En este aspecto hay problemas en materia de gobernanza del agua. Respecto a las denuncias, se conoce la existencia de muchísimas personas que están haciendo captación ilegal de agua, eso es un tema que desborda la capacidad operativa. Si hay 500 concesiones, nosotros no podemos poner un funcionario uno en cada bocatoma, pues somos cien en todo el Huila. Este tema es de cultura y respeto por las disposiciones legales, de respetar los recursos y las mismas disposiciones legales”.