viernes, 25 de mayo de 2018
Regional/ Creado el: 2015-12-28 05:48

Negaron medida provisional para encender El Quimbo

Como lo había manifestado DIARIO DEL HUILA, un juez admitió la tutela interpuesta por el Ministerio de Minas y Energía junto con la Aunap, la cual, amparada en la defensa de los derechos a la salud, medio y ambiente y trabajo, buscaba a su vez que a través de una medida provisional, El Quimbo volviera a generar energía.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | diciembre 28 de 2015

No obstante, ayer, el Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado con Funciones de Conocimiento de Neiva, denegó dicha medida, en tanto se dé un fallo definitivo a la tutela interpuesta por dicho despacho del Gobierno Nacional.

 

Luego de que el Ministerio de Minas y Energía junto con la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap) interpusieran ante jueces del municipio de Neiva una tutela contra el Tribunal Administrativo del Huila, en la cual, amparados en la defensa de los derechos a la vida digna, trabajo, salud y un ambiente sano, solicitaban una medida provisional que permitiera que El Quimbo generara energía, el Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado con Funciones de Conocimiento de Neiva, le negó a ese despacho del Gobierno Nacional dicha solicitud. La decisión mantiene sin operar a la represa, en tanto no se tome el fallo definitivo de la tutela, la cual se dará a conocer en diez días hábiles después de haber sido interpuesta.

El Ministerio de Minas y Energía junto con la Aunap, habían instaurado la acción constitucional contra la Sala Cuarta de Oralidad del Tribunal Administrativo del Huila, corporación judicial que a su vez, había proferido en meses anteriores una sentencia para frenar el inicio de energía en la represa debido a que la compañía había incumplido con el retiro de la biomasa del vaso del embalse, compromiso que fue estipulado en la licencia ambiental.

En el auto emitido ayer, el Juzgado manifestó que el Ministerio de Minas y Energía había argumentado que “teniendo en cuenta la vacancia judicial, no ha sido posible generar energía en El Quimbo y al tener las turbinas del embalse apagadas, se ha acumulado agua empozada en el embalse, agua que con el paso del tiempo incrementa la descomposición de la materia orgánica, es decir, perdiendo oxígeno y acumulando más biomasa derivada del agua del agua del río que surte el embalse de El Quimbo al no haber recambio de la misma y presentándose un posible aumento de nitratos, amoníaco, nitritos y ácido sulfúrico (…) situación que aducen, está amenazando los derechos fundamentales de la población cercana al proyecto a Betania, en vista de que la represa en la actualidad, no está recibiendo las aguas necesarias en calidad y cantidad para su normal funcionamiento, ocasionándose además ausencia de oxígeno en las aguas de El Quimbo que surten la represa de Betania, lo que genera una afectación en los peces, entre otras muchas consecuencias”.

 

En ese sentido, dicha cartera ministerial solicitó como medida transitoria hasta que dicho tribunal decida sobre el levantamiento o no de la medida cautelar, y se permita la generación de generación de energía en El Quimbo con el fin de que “el agua turbinada rica en oxígeno, salga de El Quimbo e ingrese a Betania”, solicitando además como medida previa, mientras se dicta al fallo de tutela, el levantamiento transitorio de la medida cautelar impuesta por dicho tribunal.

 

La negación

Teniendo en cuenta los argumentos expuestos por el mencionado ministerio, dicho Juzgado en Neiva resolvió que no es posible acceder a la medida provisional invocada, argumentando que si bien se refieren a la no generación de energía, se presentan efectos adversos que impactan notoriamente el medio ambiente, tales como malos olores por la descomposición del material orgánico y vegetal, además de mortandad de peces, entre otros factores. De otro lado, el despacho judicial mencionó que en ese contexto se hace necesario un estudio de las pruebas que permita corroborar lo que afirman el Ministerio de Minas y Energía junto con la Aunap, para lo cual se requirió información de otras entidades ambientales como la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM).

Por lo anterior, el Juzgado hizo a esa corporación diferentes solicitudes tales como allegar “información detallada y actualizada acerca de qué cantidad de biomasa queda en el embalse de El Quimbo”, manifestar qué “riesgo ofrece para la piscicultura de Betania la biomasa acumulada”; y finalmente que manifieste si cree, en su concepto medio ambiental, “que se debe generar energía a pesar de la gran contaminación y riesgo que ello ocasionaría”.

Finalmente, el despacho judicial solicitó también a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), máxima autoridad ambiental en el país, un informe sobre la cantidad de biomasa que existe, en cifras, en la zona de la represa El Quimbo, y si en su concepto medio ambiental cree que se pueda proceder a la generación, pese a las afectaciones ambientales que se puedan generar.

Por ahora, se espera el fallo definitivo por parte de ese mismo juzgado, el cual decidirá si se permite o no la generación de energía de la hidroeléctrica El Quimbo, a partir de estudios y conceptos requeridos, que permitan corroborar o descartar las pruebas.