jueves, 22 de agosto de 2019
Primer Plano/ Creado el: 2018-10-26 12:01 - Última actualización: 2018-10-26 07:36

Relatos de la infamia vividas con el secuestro

Tres dirigentes políticos que estuvieron secuestrados por las Farc, contaron ante la JEP y el país, el sufrimiento que vivieron en su cautiverio. Los magistrados de la JEP hicieron la recepción a su vez de informes orales en el marco del caso de secuestro que estudia este tribunal.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 26 de 2018

 

Jhon Freddy Figueroa
Editor General – Diario del Huila

En la entrega de informes orales sobre secuestro político a la JEP, los huilenses Consuelo González de Perdomo, Jorge Eduardo Géchem y Orlando Beltrán, entregaron detalles inéditos sobre los padecimientos sufridos en cautiverio a manos de las Farc.

Cada uno de ellos, relató las situaciones familiares y personales que vivieron y como las sobrellevaban mientras se trataba de adelantar diálogos de paz entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc.

Todos en la audiencia, coincidieron que los altos mandos de las Farc deben decir la verdad y celebraron que la justicia haya dicho que las Farc son responsables de ejecuciones extrajudiciales y exhortaron a que no solo haya un sometimiento y rebajas de condena sino que se cuente toda la verdad.

Orlando Beltrán, cuyo secuestro tuvo una duración de siete años y medio, contó lo humillante que fue que lo encadenaran; dijo a los magistrados que quien se las colocó fue el Mono Jojoy.

"El señor Mono Jojoy, él personalmente me instala una cadena en el cuello (...) y me indica que iba a recibir el mismo trato que se le estaba dando a la guerrilla en las cárceles del país",  afirmó.

Además también indicó las condiciones infrahumanas y la serie de vejámenes a los que fue sometido no solo él sino los demás secuestrados y en donde no había ni el más mínimo remordimiento de sus captores por la dignidad humana.

“Duré siete días caminando con 12 guerrilleros armados. Me recibieron en la zona de distensión que empezaba en un municipio del Caquetá"

Con voz entrecortada manifestó que la tortura psicológica era tan fuerte que cuando enviaban pruebas de supervivencia a sus allegados, les decían que los "cadáveres nuestros no los entregarían a nuestra familia".

"Cada vez que había bajas los prisioneros eran los responsables, no nos mandaban comida, nos quitaban los radios, si teníamos una cadena en el cuello nos ponían otra en la cintura", manifestó Beltrán.

Asimismo narró también casos de menores de edad que han sido secuestrados y de los cuales hoy día no se tiene noticias de ellos, además referenció otros casos de huilenses de otras localidades del Huila que siguen desaparecidos.

“Aquí les estoy diciendo a los señores de las Farc que me están viendo que digan con claridad donde está el cuerpo del subintendente Peña, que lo mataron estando en estado de locura, que lo sacaron del campamento y que minutos posteriores escuchamos los tiros de fusil y que después nos dijeron simplemente que intento fugarse y que fue necesario liquidarlo y hoy su familia clama por lo menos que le entreguen el cadáver” relató Beltrán.

Beltrán reclamó de los magistrados de la JEP impartir justicia dado que ellos, eran civiles que no estaban inmersos en una guerra.

Manifestó asimismo entre lágrimas que aún conserva las huellas de la tortura de la guerra y de la despiadada humillación contra personas inocentes, es por ello que indicó que lo menos que pedía para quienes cometieron dichos actos de barbarie sería la prisión perpetua, pero en aras de los acuerdos de paz, sostuvo que esperaría que se les otorgará la máxima pena y una sanción restaurativa para que se les obligue a restaurar el bosque de Colombia.

Reitero Beltrán a quien lo acompañó su esposa Deyanira Beltrán, que los colombianos tienen todo el derecho de demandar que los delincuentes de las Farc, les cuenten la suerte de sus familiares.

"Queremos que le digan al pueblo colombiano qué pasó con las personas secuestradas que no aparecieron. ¿Qué pasó con Juan David López, Idelfonso Vargas, Luis Eduardo Solarte, Luis Antonio Pérez, Germán Moreno Ávila, Carla Mariela Cortés, entre otros tantos?".

Queremos saber la verdad: Consuelo Gonzales de Perdomo


Acto seguido y después de culminar su relato Orlando Beltrán, fue el turno para la exrepresentante a la Cámara, Consuelo González de Perdomo quien en compañía de su hija, Patricia Perdomo contó apartes de lo que vivió en cautiverio.

Fue secuestrada por la columna Teófilo Forero de las Farc el 10 de septiembre de 2001 en el gobierno de Andrés Pastaran y estuvo  retenida por más de seis años.

"Acudir a este tribunal me genera más confianza porque sé que ustedes tendrán como soporte nuestro relato, buscando así que se haga justicia" sostuvo la dirigente política luego de entregar su informe sobre secuestro político a la Sala de Reconocimiento de la JEP.

Perdomo sostuvo que a pesar de no tener amenazas en su contra, solicito al enlace de la policía con la Cámara de Representantes un estudio de seguridad el cual no tuvo eco; indico que a pesar de las advertencias del Mono Jojoy de forzar un intercambio humanitario, el Estado no tomó en cuenta las precauciones y la dirigencia política tampoco.

Relato como fue su retención y los primeros días que paso entre caminatas y cambuches presa del dolor y desespero.

“El Mono Jojoy me notifica que mi secuestro es político y que van a seguir cogiendo políticos porque el Estado no le puso atención al tema de militares y policías” sostuvo.

La excongresista, contó a los magistrados que el Mono Jojoy le informó que salía de allí cuando se diera un hecho político que lograra el intercambio humanitario.

"Yo como congresista sabía que eso no se daría (...) que en el Congreso no darían la pela porque se institucionalizaba el secuestro en Colombia", manifestó Perdomo.

También indicó que a sus captores se les impartió la orden de que si intentaba escapara le pegaran un tiro.

“Tras las alambradas que conoce el país, vi a Beltrán que era conocido y paisano, vi a Alan Jara que no lo conocía y a un número inmenso de militares y policías”

"Eramos 32 secuestrados en la selva y cuando llegué me di cuenta que era la única mujer. Lloré las 24 horas del día y lloraba (…) porque me angustiaba el dolor de mis hijas y de mi familia"

Relato que el baño era en común, osea todos al mismo tiempo; la comida era en un caldero, sin cubiertos y que nunca recibió el medicamento para la tensión.

“Las caminatas eran cargando el equipo y que era el equipo. Las ollas, los plásticos, la hamaca, el toldillo y eso para uno era una carga inmensa (…) y empezaron las caminatas de seis y siete horas a veces con una comida al día y que era la comida. Agua con lentejas” sostuvo Consuelo González de Perdomo.

En otros apartes de su relato, la dirigente política indicó que en su cautiverio no había contacto con el exterior.

"El único contacto con el exterior era la radio porque en realidad estábamos aislados del resto del mundo"

También agregó que "Fuimos víctimas del miedo que produce la guerra. Vivimos los bombardeos y los tiroteos desde los helicópteros".

Reitero que vio vulnerada su condición de mujer y actos discriminatorios con una serie de actitudes que iban en contravía de los principios de los derechos humanos.

“Consideraciones como mujer, ninguna (…) en las caminatas cuando nos quedábamos nos empujaban con los fusiles y nos trataban como cualquier hombre de la guerrillas o de los secuestrados”

Indicó que "como víctima exijo que los victimarios demuestren con hechos y pronto el reconocimiento de las culpas y de los errores cometidos. También espero que ratifiquen su compromiso de que sus actos criminales nunca se van a repetir en Colombia": Consuelo González de Perdomo.

Reafirmo mi compromiso con la paz: Géchem



El último de los dirigentes del Huila en dar su testimonio ante los magistrados de la JEP fue el exsenador Jorge Eduardo Géchem, quien contó cómo fue la espectacularidad de su secuestro en una acción de secuestro de un avión que la guerrilla de las Farc primero desvió y luego obligó a aterrizar en la vía Hobo – Gigante.

Su informe basado en detalles de su secuestro, también lo sustento con información que da cuenta del estado de salud con el que salíó después de su retención en los años que estuvo privado de la libertad.

“Los problemas de salud, me han traido problemas como limitación de las posibilidades de vida; también anexo la historia clínica de mis hermanos, hijos y familiares cercanos que a raíz de mi secuestro y como eje de la familia, se sintieron gravemente afectados” sostuvo Géchem.

Solicito indemnizaciones a la salud y por la pérdida de años de vida y expectativas laborales y por ello indicó que si las reclamará ante las Farc con base a la ley vigente.

Pidió que haya justicia, verdad y reparación e indicó que espera que el secuestro sea considerado un delito de lesa humanidad.

"Mi admiración a Consuelo González de Perdomo, siempre valiente y erguida ante las dificultades"

"Confiamos en la JEP. Esperamos que se tengan en cuenta a las víctimas. Con estos informes que les entrego a ustedes reafirmo mi compromiso con la paz" sostuvo Jorge Eduardo Gechem, en la entrega de su informe sobre secuestro político.

Reitero al igual que Beltrán y Perdomo que las Farc deben contar la verdad sobre los desaparecidos de los cuales a la fecha no se tiene información alguna; además conminó a los líderes de la otrora guerrilla a que digan el porqué del secuestro de los parlamentarios del Huila y que actores o personas auspiciaron este atroz hecho.