lunes, 15 de julio de 2019
Opinión/ Creado el: 2018-03-06 07:11 - Última actualización: 2018-03-06 07:11

Siguen los desaparecidos

Escrito por: Editorial | marzo 06 de 2018

Los amargos recuerdos que nos ha dejado el conflicto armado en Colombia han generado en algunas organizaciones no gubernamentales, el interés de establecer unas estadísticas sobre el número de personas que perdieron la vida y de los desaparecidos, por la irracional confrontación que se tuvo con las Farc durante más de 52 años, en algunas regiones del país. De acuerdo con el informe emanado el año anterior por parte del navegador de Internet Especial Multimedia, que es cortesía del portal “verdadabierta.com, una vez firmado el Acuerdo Renegociado de Paz en Colombia, se pudo conocer que ocurrieron cerca de 220 mil muertes, 25.007 desaparecidos, 5.712.506 desplazados, 16.340 asesinatos selectivos, 1.982 masacres, 27.023 secuestrados, 1.754 víctimas de violencia sexual y 6.421 casos de reclutamiento forzado. Estas cifras son escalofriantes. Han ocurrido en Colombia, producto de la mal interpretada ideología y la mente asesina de algunos actores depravados, que impulsaron una guerra absurda, que sirvió para alimentar los odios y el enriquecimiento ilimitado de sus líderes, a través del tráfico de estupefacientes. Pero desafortunamente en nuestro territorio siguen haciendo presencia algunas organizaciones narcoterroristas que han continuado con la estela de muerte y que siguen afectando la dinámica productiva en algunos departamentos y, por ende, el bienestar de las familias que residen en estas áreas de influencia.   

 

La reducción de las cifras del conflicto armado ha visibilizado otras clases de violaciones de derechos humanos, que, en otrora, eran invisibles y que son intolerables e inaceptables, como lo es la desaparición de los niños, niñas y adolescentes, que se ha constituido en un fenómeno social que sigue arrojando cifras consideradas preocupantes para las autoridades. Las afectaciones sufridas por hechos victimizantes, en el marco de esta guerra de más de cinco décadas, son los menores de edad que se convierten en la población más golpeada, vulnerable y más susceptibles para ser utilizados y manipulados por organizaciones delincuenciales, en actividades como la minería ilegal, la trata de personas y la explotación sexual comercial.

 

De acuerdo con la información preliminar del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, se revelaron los datos sobre los desaparecidos en el país y en el extranjero durante el mes de enero del 2018. Solo en este periodo se reportaron 437 desaparecidos. En Neiva se reportaron dos casos. Esta entidad a través del Centro de Referencia Nacional sobre Violencia mostró una información preliminar que queda sujeta a cambios que se llegasen a presentar, si se presentan más denuncias sobre los mismos. No podemos seguir permitiendo que se siga convirtiendo este flagelo, en las cicatrices invisibles que nos deja la guerra. Estamos saturados de este conflicto armado interno en este país, que han dejado muertes violentas, heridas indelebles que seguirán acompañando a las víctimas durante el resto de sus vidas, porque desconocen el paradero de sus familiares.

Comentarios