<ins data-revive-zoneid="2" data-revive-id="e0f695b1b9e71c7e090345072026c701"></ins>
martes, 25 de julio de 2017
 
Política/ 1970-01-01 12:00

Tenemos que reinstitucionalizar el país: Carlos Holmes Trujillo

Con una excelente hoja de vida, Carlos Holmes Trujillo reitera que tiene todas las condiciones para ser el próximo inquilino de la Casa de Nariño. Plantea que el Centro Democrático realice una consulta abierta para elegir candidato que los represente para las presidenciales.

Escrito por: Jhon Freddy Figueroa | julio 16 de 2017

El precandidato presidencial por el Centro Democrático, Carlos Holmes Trujillo, anunció que si logra quedarse con la jefatura de la Casa de Nariño en 2018, convocará a los colombianos a un nuevo plebiscito que recoja el sentir de la gran mayoría de los colombianos cuya voluntad fue desconocida el pasado 2 de octubre cuando gano el No.

Reitera sus críticas frente a la forma en la cual se quiere impartir justicia a través de la JEP y es por eso que sostiene que de llegar el Centro Democrático al poder ya sea en cabeza de él o de alguno de sus representantes se buscará cambiar la Jurisdicción Especial para la Paz, iniciativa que califica de barbaridad jurídica que le hace daño a los colombianos.

Por ahora, recorre el país recogiendo el sentir de los colombianos que no ven con muy buenos ojos todo lo que está pasando alrededor de los acuerdos de paz y las concesiones que se le están dando a las FARC; de paso da a conocer sus propuestas que están enfocadas en lo social y económico.

Holmes Trujillo, es vallecaucano, con título de abogado y se ha desempeñado en la vida pública como cónsul, secretario de Hacienda en Cali, Alto Consejero de Paz en el gobierno de Ernesto Samper y reemplazó a Horacio Serpa en el ministerio del Interior. Además se desenvolvió como embajador en Estados Unidos, Austria, Rusia, Suecia y Bélgica.

¿Cómo avanza su precandidatura?

Muy bien. Estoy visitando todo el país para reunirme con la comunidad, escucharla y plantearle las ideas que tengo para que Colombia sea mejor.

¿Cómo analiza la situación política del país en estos momentos?

Es muy mala. La gente no cree en nada, rechaza todos los poderes y ha llegado a un nivel de escepticismo preocupante. A lo anterior se agrega la incertidumbre a raíz del acuerdo Santos-Timochenko, la mala situación de la economía, y el conejo que le hizo el Gobierno a los colombianos desconociendo la victoria del NO. Tenemos que reinstitucionalizar el país y hacer nacer una nueva esperanza.

¿Se puede pensar que un gobierno de larga duración es caldo de cultivo para corrupción en instituciones dado lo que está pasando actualmente en este gobierno?

El caldo de cultivo para la corrupción es la crisis de los valores, el deseo de enriquecimiento fácil, la actitud ambivalente de la ciudadanía, la politiquería, el clientelismo, la falta de ética de algunos funcionarios públicos, y la ambición de enriquecimiento de los  empresarios privados que sobornan para ganar contratos.

¿Cuáles son sus dudas frente a todo lo que está pasando con el proceso de paz?

No son dudas, son certezas. Me explico: es muy malo que el acuerdo Santos-Timochenko haga parte de la Constitución porque eso produce inseguridad jurídica. También es dañino que el narcotráfico se considere como delito conexo al político. Igualmente, es perjudicial que se ponga en peligro la propiedad privada y los derechos de los poseedores de buena fe. Y es atroz para la democracia colombiana que se atente contra la soberanía popular y se destruyan principios que existen para darle seguridad jurídica a los ciudadanos, como lo hace la jurisdicción especial para la paz.

¿Cómo blindar las instituciones de la corrupción?

Adoptando una estrategia integral de lucha contra la corrupción que comprometa a todo el Estado en sus distintos niveles. En segundo lugar, creando una autoridad independiente, con gran capacidad jurídica y política cuya tarea sea coordinar la implementación de la estrategia. De otro lado, liderando en el marco de la ONU la creación de la corte internacional anticorrupción. Adicionalmente, generando un movimiento que cambie la actitud ambivalente de la ciudadanía frente y la corrupción, y, por último, tomando medidas que disuadan, como los muros de la vergüenza, en los cuales aparecerán los nombres de los condenados por corrupción.

¿El tema central de la presente campaña electoral será sin lugar a dudas proceso de paz y corrupción; que otros temas considera se deben abordar en el debate?

La prioridad que estoy planteando es crear las condiciones para que la economía crezca rápidamente, es decir, a un mínimo del 7 por ciento en forma sostenida. Esta es la verdadera prioridad porque necesitamos tener buena economía para que haya buena política social, derrotemos la pobreza y construyamos equidad.

En su recorrido por el país que ha podido evidenciar o cuáles son las peticiones de los ciudadanos?

La gente pide seguridad, empleo, acceso al sistema de salud de calidad, buena educación, lucha contra la corrupción, que no se entregue el país a las FARC, y que se haga todo lo posible para que no pase en Colombia lo que le está ocurriendo al hermano pueblo venezolano.

En sus recorridos internacionales, ¿en qué óptica nos tiene la comunidad internacional fuera del foco del proceso de paz?

La comunidad internacional nos ve como una democracia asediada por el terrorismo y el narcotráfico, pero que hace esfuerzos para defender las libertades civiles y promover la inversión.

Se ha dicho que de llegar el Centro Democrático al poder, cambiara varios aspectos de la negociación del proceso de paz; ¿cuáles serían a su juicio estos ajustes o cambios?

Sacar el acuerdo Santos-Timochenko de la Constitución, conseguir que el narcotráfico no sea conexo al delito político, cambiar todos los puntos que pongan en peligro la propiedad privada y los derechos de los poseedores de buena fe, y cambiar al Jurisdicción Especial para la Paz, porque es una barbaridad jurídica que le hace daño a los colombianos.

De llegar a ser el candidato único por el Centro Democrático a las presidenciales ¿cómo ve las alianzas?

Creo en la importancia de construir una Gran Coalición con Colombia de la que hagan parte partidos, figuras públicas y miles y miles de ciudadanos que coincidan en que debe buscarse la seguridad, más inversión, inclusión social, transparencia y diálogo popular permanente, afectuoso y respetuoso.


La gente no cree en nada, rechaza todos los poderes y ha llegado a un nivel de escepticismo preocupante.

¿Va el país por un buen camino económico?

Va muy mal. Todos los índices son malos y eso hay que corregirlo. Por esa razón, en una respuesta anterior, le indiqué que mi prioridad será crear las condiciones para que la economía colombiana crezca rápidamente, es decir, mínimo al 7 por ciento en forma sostenida. Permítame recordar que tengo la convicción de que necesitamos buena economía para tener buena política social, derrotar la pobreza y construir equidad.

¿Usted plantea consulta abierta para elegir candidato del Centro Democrático?

Sí eso es lo que planteo.

¿Cómo piensa si es el candidato del Centro Democrático a las presidenciales conquistar el voto de los jóvenes?

La propuesta para los jóvenes, es construir una verdadera política integral y de estado que comprenda más investigación y desarrollo, más recursos para esa actividad.

Fortalecimiento del Fondo de Emprendimiento para los jóvenes, mejores condiciones de crédito educativo, es decir más recursos, más plazos, más periodo de gracias seguros de pago, moratorias si es el caso, porcentajes definidos sobre el ingreso para no ‘ahorcar’ al joven profesional con el pago de las cuotas de los créditos y además garantizarle que cuando no esté recibiendo el ingreso no se le exiji9ra con medidas co0mo las que se mencionaron el pago de la deuda.

De otro lado se está planteando que Colombia sea un país bilingüe y esto tiene que ver fundamentalmente con la juventud, adicionalmente espacios de participación real, presencia en el gobierno naturalmente en todos los niveles del Estado.

El programa que estoy presentando es un programa para la juventud colombiana.

¿Su opinión sobre lo que está pasando con Venezuela y la tímida reacción de Colombia?

Es indignante. Lo que hay allá es una dictadura oprobiosa y este Gobierno lo que hizo fue dejar de lado la obligación que tiene Colombia de defender la democracia en el hemisferio por conservar el apoyo de Maduro a la mesa de La Habana. La actitud de Santos frente a Venezuela es una de las peores páginas de la política exterior de nuestro país.

Aboga usted por una salida negociada en este país

La negociación es un camino viable con condiciones inamovibles como el cese unilateral de acciones criminales, la verificación de dicho cese y la concentración para que pueda hacerse. Jamás me he dejado aprisionar por el falso dilema entre guerreristas y pacifistas. Para mí, la acción de las fuerzas legítimas del Estado contra el terrorismo es una obligación constitucional y legal, no una opción política. El camino político es la negociación sin entregar el país y sus instituciones, que fue lo que hizo este Gobierno, el cual terminó siendo apenas un sastre de las Farc.

¿Qué pueden esperar los huilenses de una eventual presidencia de Carlos Holmes Trujillo?

Mucho. Soy un hombre de provincia e hijo adoptivo del Huila. Recuerde que mi señora es nacida en esa bella tierra.

Su mensaje para el pueblo opita

Les hago llegar un mensaje de afecto. Quiero ser Presidente de Colombia para buscar un país con desarrollo económico sostenible, seguridad democrática, inclusión social, transparencia y diálogo popular permanente, en el que exista una familia fuerte y sólida. Ojalá Dios me permita tener la honra de contar con su apoyo y acompañamiento.

Comentarios