sábado, 04 de julio de 2020
Primer Plano/ Creado el: 2020-05-28 07:43 - Última actualización: 2020-05-28 07:44

Transportadores piden “luz verde” para trabajar

Parálisis del 97% de las operaciones durante 2 meses deja más de 700.000 familias afectadas; 125.000 empleos directos y 600.000 indirectos, en riesgo; pérdidas diarias por más de $7.000 millones para las empresas. 76.000 conductores sin trabajo; 50.000 pequeños propietarios a punto de perder su vehículo; protocolos de bioseguridad y distanciamiento, listos para la reactivación del sector, pero el Gobierno no da luz verde es el panorama que vive este gremio.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 28 de 2020

Por Catalina Durán Vásquez

Centenares de vehículos de las empresas transportadoras del Huila salieron ayer a movilizarse por las calles de Neiva como lo habían anunciado con el fin de pedir un auxilio a los entes gubernamentales, pues llevan más de dos meses sin recorrer las diferentes carreteras del país, hecho que ha afectado a más de 70.000 conductores que viven del sustento diario de este oficio, la mayoría están sin trabajo, porque las empresas tuvieron que suspender los contratos del 70% de sus trabajadores pues no hay cómo pagarles.

Fue una convocatoria donde por primera vez en la historia del país, el sector transporte de manera unánime ha concentrado y ha logrado reunir en una sola voz a todos los afectados por la crisis socio económica alrededor de la emergencia que busca la reapertura de las terminales del país y la operación del Transporte Intermunicipal de Pasajeros por Carretera, que deja más de 7 mil millones de pesos diarios en pérdidas, desde que se decretó el confinamiento preventivo obligatorio el pasado mes de marzo. 

“Hoy la situación del transporte intermunicipal de pasajeros es bastante crítica y ha generado que justamente todos los transportadores, la familia de ellos, los conductores, los taquilleros hagamos a nivel nacional esta movilización vehicular porque queremos que el Gobierno Nacional nos permita reactivar nuestra actividad transportadora a partir del 1 de junio, ya llevamos más de 68 días confinados y no es posible que este sector que genera empleo y crecimiento siga presentando esta situación”, indicó Armando Cuéllar, gerente de la empresa Coomotor. 

Centenares de vehículos de las empresas transportadoras del Huila salieron a movilizarse.

Parálisis del 97% de las operaciones durante 2 meses deja más de 700.000 familias afectadas.

125.000 empleos directos y 600.000 indirectos, en riesgo.

Más de 900 millones en pérdidas

En Neiva más de 250 vehículos se movilizaron por las principales calles de la ciudad junto con todo su componente humano, son muchas las familias del gremio transportador que hoy se ven damnificadas por el Covid-19.

“El día de hoy (ayer) el gremio transportador está realizando una movilización social nacional vehicular, todas las empresas de transporte unidas en esto, actualmente las pérdidas son innumerables para las empresas de transporte, terminales, los comerciantes que operan dentro de las terminales y demás proveedores y aliados estratégicos que hacen parte de la logística del terminal, las pérdidas que tiene en estos momentos el terminal de Neiva asciende a más de 900 millones de pesos, esto afecta enormemente a todas las personas que están detrás de la logística del transporte”, manifestó Radha Hermosa Camacho, gerente del Terminal de Transporte de Neiva.

Las pérdidas de las 536 empresas que conforman este sector ascienden a más de $7.000 millones diarios: muchas de ellas, a pesar de mantener sus nóminas durante el primer mes y medio de inactividad, hace algunos días tuvieron que suspender los contratos del 70 por ciento de sus empleados, por no tener cómo pagarles salarios y honorarios.

“La situación es bastante grave, las pérdidas son inmensas por eso la principal petición es que el Gobierno Nacional nos permita la libre movilización para el transporte público intermunicipal, a parir del 1 de junio, nosotros sabemos que el Gobierno no nos tiene en cuenta para esta determinación, todos sabemos que el aislamiento va obligatorio hasta el 31 de mayo y después del 1 de junio todos los sectores económicos dan apertura, por eso le pedimos al Gobierno que nos dé la posibilidad de trabajar”, sostuvo Marino Castro gerente de la empresa Cootranshuila.

Pérdidas diarias por más de $7.000 millones para las empresas.

Este mismo panorama se evidencio en el municipio de Garzón.

Varios vehículos salieron a movilizarse por las principales calles de la Capital Diocesana.

Listos protocolos de bioseguridad

Por otro lado, los transportadores advierten que resulta injustificada la estigmatización por parte de algunos alcaldes y gobernadores que ven con desconfianza la reactivación del transporte intermunicipal, al considerarlo un riesgo potencial de propagación del Covid-19, ya que debe movilizar usuarios provenientes de ciudades con alto número de contagios.

En consecuencia, con miras a reactivar el sector, las empresas ya tienen listos estrictos protocolos de bioseguridad (control de temperatura y desinfección) y distanciamiento físico en los vehículos (sillas intercaladas), con el fin de ofrecerles a los usuarios un viaje seguro, reduciendo al mínimo la posibilidad de contagio, a pesar de la negativa del Gobierno Nacional de permitirles comenzar a prestar el servicio a partir de junio.

Sin embargo, para garantizar el distanciamiento de los usuarios, los transportadores deben despachar los vehículos con menos pasajeros (50%), lo que seguirá agravando la crisis económica, ya que esta práctica hace inviable la operación financiera de las empresas, afectando también el bolsillo de los usuarios con alzas de más del 100 por ciento en los tiquetes, a menos que el Estado subsidie una parte de la tarifa.

Movilización en Garzón

Este mismo panorama se evidencio en el municipio de Garzón, pues varios vehículos salieron a movilizarse por las principales calles de la Capital Diocesana del Huila, el drama de este importante sector, que cada año moviliza cerca de 550 millones de pasajeros en todo el país -en comparación con los 40 millones que mueve el transporte aéreo-, se resume en la crisis social que hoy viven los más de 125.000 empleados directos.

“A día de hoy tenemos transportadores que van a completar 3 meses sin la movilización de sus vehículos y obviamente si la generación de los respectivos ingresos, estamos pasando por un momento muy difícil en el gremio, es un problema que nos lleva alzar la voz en donde queremos que nos ayuden desde el Gobierno Nacional, básicamente estamos haciendo unas peticiones para que nos den una mano para nosotros poder continuar, el llamado es que nos permitan trabajar, que el transporte está unido, está comprometido para cumplir con los protocolos de bioseguridad, necesitamos que nos den la luz verde para reactivar, además queremos que se tenga en cuenta el no cobro de los peajes”, señaló Fabián Rodríguez, gerente de la empresa Cootransgar.

Hay cerca de 70.000 conductores que hoy no tienen cómo llevar comida a sus hogares, debido a la parálisis del sector; también están afectados miles de pintores, vigilantes, latoneros, mecánicos, llanteros, restaurantes, personal de las 41 terminales de transporte y de oficinas municipales de despacho, entre otros.

Peticiones del gremio

  1. Reactivar a partir del 01 de junio la movilidad del transporte intermunicipal de pasajeros por carretera, operando con protocolos de bioseguridad y aislamiento seguro. De igual manera, con una autorregulación de horarios entre las empresas de transportes que tengan rutas origen/destino.
  2. Control efectivo al transporte informal, con el fin de combatir la ilegalidad y piratería en el sector del transporte intermunicipal de pasajeros por carreteras.
  3. El no cobro de peajes y reducción en el precio del combustible para el servicio de transporte público terrestre automotor hasta el 30 de Junio de 2021.
  4. Correr las vigencias de descuentos de operación como: pólizas de seguros de R.C.C, R.C.E, SOAT, revisión técnico-mecánica, tarjeta de operación y licencias de conducción por noventa (90) días.
  5. Créditos de largo plazo (más de 7 años) con tasas de interés de fomento (DTF), tanto para las obligaciones financieras que se habían adquirido antes de la emergencia pública sanitaria, como para los créditos obtenidos durante la misma por los transportadores y las empresas, con periodos de gracia de dos años con respaldo del Fondo Nacional de Garantías e implementar una línea de crédito directa y exclusiva con Bancóldex para el sector transportador.
  6. Permitir a las empresas de transporte colectivo de pasajeros operar por debajo de la capacidad automotora mínima autorizada durante los próximos cinco (5) años
  7. Ampliación de la aplicación del programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF) para los conductores y trabajadores, a quienes las empresas tuvieron que suspender los contratos por falta de ingresos.
  8. Devolución total de los ahorros de los propietarios de vehículos que permanecen en los fondos de reposición (15%), estos dineros han dado un alivio a los transportadores durante la emergencia pública sanitaria y no surte ningún efecto a largo plazo, ya que la reposición de los vehículos es incierta en los próximos 10 años.

Opinan los conductores

La situación es muy crítica para todas las personas que devengan sus ingresos de este sector, tanto conductores como auxiliares están sumamente preocupados por el escenario, por eso piden de manera urgente reactivar gremio.

Henry Cruz Ospina, conductor

“Nosotros estamos llevando una situación de pandemia aun caos que estamos aguantando hambre, esto lo lanzo a un S.O.S por qué nuestra familia no aguantan más, no tenemos como llevarle el sustento diario, queremos hacernos notar con los entes municipales y gubernamentales que por favor nos tengan en cuenta, que no se vaya esto en palabras, porque nos han hecho muchas promesas y a nosotros no nos han dado nada de las ayudas que han dado, necesitamos que nos activen el sector de transporte terrestre porque ya debido a esto los socios o dueños de los carros también se están yendo a quiebra, y todos saldríamos perjudicados”

Eduardo Osorio, conductor de Cootranshuila

“El requerimiento es que no nos aparten de contrato como nos han permitido firmales de un supuesto reintegro, además necesitamos que las empresas estén pendientes de nosotros los conductores porque estamos abandonados, no tenemos para un arriendo, el mercado no abastece”

José Alirio González, conductor de Coomotor

“Nosotros esta marcha la estamos haciendo pacíficamente debido a que nos sentimos olvidados por el Gobierno Nacional, Departamental y el Local, nosotros como conductores no hemos recibido ayuda de ninguna índole de estas independencias, ninguno nos colabora, estamos olvidados, nosotros somos los que movemos este país y no tenemos ayuda, hoy (ayer) salimos de rojo y que queremos decir que estamos aguantando hambre, somos la organización más grande y estamos en crisis, es que ni las empresas nos han ayudado”

Duvan Felipe Ballesteros, auxiliar operativo de Coomotor

“Nosotros estamos apoyando a nuestros compañeros los conductores ya que a muchos se nos ha culminado el contrato pues por cuestión de la pandemia no nos lo han renovado, necesitamos el apoyo de los entes gubernamentales para que nos den la mano así como los conductores lo están pidiendo el día de hoy (ayer)”