martes, 11 de agosto de 2020
Contexto/ Creado el: 2020-06-27 12:24 - Última actualización: 2020-06-27 12:25

Un camino exitoso y la pandemia

Para avanzar en las iniciativas se debe unir el Gobierno, ciudadanos, academia y sector privado buscando abrir las discusiones. “las innovaciones crecen donde la gente actúa. Las innovaciones nacen en ciudades diversas, vivibles y conectadas”. Arja Lukin, directora de Aiport City Aviapolis.                                                                                                  En las ciudades Nórdicas se reutiliza el agua, reducen las basuras, buscan disminuir las emisiones, promueven energías renovables, datos abiertos y soluciones inspiradas en la naturaleza para prevenir inundaciones y mejorar La Resiliencia.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 27 de 2020

Por Rafael Hernando Yepes Blanco

[email protected]

El éxito de los países Nórdicos

El modelo de bienestar de la población en los países nórdicos es digno de estudiar, combinan un capitalismo productivo con amplios servicios de asistencia social, el estado interviene activamente en la economía redistribuyendo la inversión de manera justa y equitativa, cubren las necesidades de los habitantes y controlan el sistema financiero. Les favorece la cercanía a los mercados europeos, Suecia, Finlandia y Dinamarca pertenecen a la UE, lo que les facilita atender la progresiva demanda de productos.

La educación es considerada un pilar de desarrollo por ello destinan entre el 12 % y el 16 % del gasto público, es gratuita y de calidad. El profesorado se selecciona teniendo en cuenta los mejores promedios en la segundaria, deben tener maestría, tienen derecho a dos horas semanales de formación pagadas por el estado. Finlandia es reconocida como uno de los países de mejor educación en el mundo, se considera que el frío en los países nórdicos cambia el estilo y hábitos acostumbrados en Latinoamérica, el frío invita al aprendizaje y la realización de actividades de mejoramiento personal para combatir la depresión.



Hammarby Sjöstad en Estocolmo, fue industrial y contaminado en los 90. En el 97 inició un proyecto de renovación con vivienda, construyeron sistemas sostenibles con el agua, residuos y energía. El EP se integró con la naturaleza, un tranvía interno, red peatonal y de bicicletas, y el ferry. Es un ejemplo para las ciudades post covid-19.

Segundo, respetan la libertad individual y la mujer. Dinamarca fue el primero en legalizar la unión de parejas homosexuales. Las mujeres son muy activas y participativas, 6 de cada 10 están vinculadas laboralmente, tienen alta intervención en el parlamento. La libertad de expresión es reflejada en la libertad de prensa.  En el 2017, según el reporte de reporteros sin fronteras, Noruega ocupó el primer lugar. Existe una ley bien particular que permite a la población recrearse e instalarse provisionalmente en terrenos de propiedad privada, respetando las construcciones, y cultivos, la flora y fauna existente. Algo bien complejo en una cultura como la nuestra, donde sabemos lo que ocurre posteriormente.

Tercero, las economías son muy sólidas y fuertes en relación al PIB per cápita, se les considera ricos y exitosos, saben especializarse en los productos, ocupando un lugar específico del mercado en el mundo. Así, por ejemplo, Noruega debe su prosperidad al petróleo, y la diversificación de inversiones en otros sectores, crearon un fondo espacial (fondo de riqueza soberana), pero perdieron el interés en los combustibles fósiles. Finlandia es una de las naciones más innovadoras del mundo, con 3 millones de personas menos que Bogotá y un área 213 veces más grande, su fortaleza se debe a los nuevos ecosistemas del negocio, el bienestar, la capacidad biotecnológica, la tecnología limpia y la digitalización; se apoyan en los fracasos, ofrecen espacios para discutir las causas, aprenden de los errores y reformulan estrategias gracias al  programa denominado Team Finland y la agencia Tekes para la inversión en innovación; se destacan  las  empresas dirigidas a los sectores de servicios como  Nokia y Microsoft Mobile.

Suecia es considerado el país de mayor numero de multinacionales per cápita en el mundo, posee un excelente sistema de telecomunicaciones y una mano de obra calificada, la industria está en poder del estado; las empresas más reconocidas son la Volvo, Electrolux, Ericsson y SKF, entre otras. Islandia y su revolucionaria industria del pescado. Dinamarca con la industria alimenticia y las energías renovables, poseen múltiples aplicaciones para el diseño y alta tecnología en el sector doméstico e industrial.

Cuarto, están comprometidos con la protección del medio ambiente y la resiliencia, buscan la recuperación de las aguas, reducción de basuras y emisiones, hacen uso de energías renovables y soluciones inspiradas en la naturaleza. Invierten en la salud, educación y vivienda para los menos favorecidos, las parejas al obtener un hijo obtienen beneficios económicos y sociales, los padres tienen mayor cantidad de días libres para acompañar a su hijo y así evitar el envejecimiento de la población. Finlandia posee uno de los índices de mortalidad infantil más bajos del mundo.



Así falte mucho por hacer en Colombia, existe normativa y certificaciones que ayudan a regular la sostenibilidad desde el 2015, ejemplos en infraestructura y edificaciones como el edificio Santalaia en Bogotá con 3100 m2 de verde natural. Las favorables experiencias del programa de ciudades sostenibles en las ciudades capitales.

Quinto, La felicidad, los nórdicos ofrecen altos nieves de bienestar que se ven representados en bajos niveles de desempleo y pobreza. Noruega es uno de los países más ricos del mundo, en el 2011, fue el país con el índice más alto de desarrollo humano y en 2007, el más pacífico del mundo. Un estudio de trasparencia internacional en el 2018, reconoce a Dinamarca como el país de menor corrupción del mundo. Finlandia es el país de mejores indicadores de felicidad en el mundo, seguido por Dinamarca y Noruega, según informes de ONU Hábitat en el 2019.

Las restricciones de la Pandemia.

Los países nórdicos se afectaron igualmente con la pandemia, tomaron medidas restrictivas, lo que evito la propagación masiva del virus. Dinamarca habilitó el regreso a clases y otras actividades, el Gobierno cubre hasta el 90% del sueldo de los trabajadores para garantizar el empleo en las empresas.  En Finlandia y Noruega los centros educativos y el comercio también fueron habilitados gradualmente. Suecia le apunto a la autoprotección sin confinamiento, pero es el más afectado, poniendo en riesgo la población y la gobernanza. Islandia es el territorio más pequeño, por ello implanto un sistema masivo de test para controlar la población con un balance muy bajo de fallecidos y contagiados, ya iniciaron la apertura de establecimientos y el comercio. Los desplazamientos entre los países nórdicos son permitidos con restricciones, se recomienda no utilizar trasporte público.

En Colombia nos afecta la débil infraestructura de salud, poca inversión en ciencia y tecnología y la enorme desigualdad. Somos víctimas del virus de la corrupción y la violencia, se hacen esfuerzos grandes para controlar la curva de contagios, pero el creciente desempleo es muy grave y las propuestas como el día sin IVA, merecen replantearse.

Las evaluaciones de la pandemia seguirán dando que hablar. Se espera que ciudades resilientes y prosperas como las nórdicas superaran la crisis con menor dificultad.