martes, 15 de octubre de 2019
Economía/ Creado el: 2019-05-29 12:04

Un nuevo aire para el cacao del Huila

El proyecto El Efecto Cacao tiene tres pilotos: Huila, Bajo Cauca y Urabá. Para el caso del departamento serán beneficiadas más de 400 familias y serán invertidos cerca de $105.000 millones. La meta del proyecto es alcanzar una producción de 800 kilos de grano por cada una de las 750 hectáreas que serán invertidas en el departamento.

A la presentación de El Efecto Cacao en Huila  asistieron  Camilo Romero,  gerente general Luker Chocolate; Pablo Jaramillo, gerente Fundación Luker; Ana María Ortiz, gerente (e) Fundación Saldarriaga Concha; Mario Enrique Vargas, director EAFIT Social;  Maurizio Bezzeccheri, director de Enel Latinoamérica; Lucio Rubio, director general Enel Colombia; Bernardo Rico, subdirector USAID Latinoamérica; Lawrence Sacks, director USAID Colombia; y Marta Lucía Ramírez, vicepresidenta de Colombia.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 29 de 2019

 

Fausto Manrique
Diario del Huila, Neiva

El cacao del Huila podría volver a sus tiempos de oro como gran productor nacional, después de Santander. Actualmente, según las cifras oficiales de la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao) es cuarto en cosecha del grano (4466 toneladas en 2018), tercero en área sembrada (cerca de 14.000 hectáreas) y segundo en exportaciones (aproximadamente 2000 toneladas llevadas al exterior).

Un proyecto presentado ayer en Neiva, en el que intervienen la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Luker Chocolate, Fundación Luker, Enel, la Fundación Saldarriaga Concha y la Universidad EAFIT tiene el propósito de apoyar la producción y la investigación en El Agrado, Garzón, Gigante, El Pital, Campoalegre y Rivera.

Esta iniciativa, denominada El Efecto Cacao, tiene tres pilotos en el país que durarán cinco años: Huila, Bajo Cauca y Urabá. Busca el incremento de ingresos de los pequeños productores, a través de la intervención de 1340 hectáreas de cacao; el establecimiento de dos cultivos ancla como modelo de buenas prácticas productivas y de inversión en las regiones productoras; el mejoramiento de la capacidad organizacional de 17 asociaciones de cacao; el acompañamiento de 20 iniciativas de los cacaoteros, con enfoque de género, como medio para la generación de nuevos ingresos; y el fortalecimiento de las competencias socio-emocionales, académicas y de resiliencia de 1561 personas en Necoclí.

Millonarios recursos

Para el caso del Huila serán beneficiadas más de 400 familias y serán invertidos cerca de $105.000 millones. La meta del proyecto es alcanzar una producción de 800 kilos de grano por cada una de las 750 hectáreas que serán invertidas en el departamento. Es decir, un 160 % por encima del promedio actual. A esa cantidad de hectáreas es necesario sumar 120 entregadas por Enel-Emgesa en el municipio de El Agrado, para el desarrollo del cultivo ancla.

Los grupos asociativos huilenses vinculados a El Efecto Cacao son la Asociación de Productores Agropecuarios del municipio de El Agrado, Asoproagrado; la Asociación de Pequeños Productores de Cacao de Campoalegre, Asopeca; la Cooperativa de Caficultores del Centro del Huila, Coocentral; la Asociación de Productores y Comercializadores de Cacao del municipio de Gigante, Asocagigante; la Asociación de Productores de Cacao de Potrerillos, Asopotrerillos, de Gigante; la Asociación de Productores de Cacao del municipio de Rivera, Asoprocar; la Asociación Ambiental Integral Cacaotera de Rivera, Ambicar, y la Asociación de Productores de Cacao de El Pital, Asocacao El Pital.

Camilo Romero Restrepo, gerente general de Luker Chocolate, afirmó que el cacao es un producto con la capacidad de mejorar los territorios y la vida de las personas del campo. “Desde hace muchos años, Luker Chocolate ha aplicado un modelo de abastecimiento que nos permite comprarles el cacao a asociaciones que congregan a muchos cultivadores y brindarles mayores beneficios a estos”.

Centro de capacitación

El alto ejecutivo añadió que el siguiente paso “que hemos dado consiste en combinar los cultivos empresariales -de gran escala- con los esquemas asociativos de proveedores para mejorar la calidad de vida de los agricultores, los empleados y las comunidades en general, con El Efecto Cacao lograremos replicar nuestro exitoso modelo en el departamento del Huila”.

Como parte de las actividades iniciales de este proyecto, se establecerá un cultivo amigable con el medio ambiente de 46 hectáreas de cacao en la vereda La Escalereta en el municipio de El Agrado, con plántulas de variedades élites de cacao.

Además, en esta primera fase se establecerá un centro de capacitación que beneficiará a más de 800 familias de la región y se construirán un vivero para la propagación de plántulas de alta calidad y una central de beneficio de cacao, que además podrá comprar el producto a los cacaoteros del departamento.

Vocación empresarial

La vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez, quien asistió a la presentación del programa, expresó que este es un Gobierno que se la ha jugado a fondo por el desarrollo rural y el sector empresarial, dos sectores que van de la mano.

“Por eso, queremos ver con el presidente Iván Duque, campesinos que tengan esa vocación empresarial, que sean parte de proyectos asociativos y así escalar en la producción. Que en Colombia sepamos valorar lo que significa ser empresario porque un productor es un empresario”, anotó en su intervención.

El Efecto Cacao es un proyecto de desarrollo rural inclusivo que hace parte de las “Alianzas Competitivas para la Equidad” lanzadas por el Gobierno Nacional, como estrategia para promover desarrollo en los territorios afectados por la violencia, a través de inversión privada, con la cooperación internacional. Será a cinco años pero su efecto se mantendrá durante décadas en las regiones impactadas.

Poder transformador

Lawrence J. Sacks, director de USAID en Colombia destacó que esta iniciativa no solo busca mejorar la producción de cacao. “Es una alianza que busca apalancar el poder transformador de este producto para mejorar las condiciones de vida de los productores y sus comunidades, crear alternativas de ingreso lícitas conectadas con mercados de alto valor y generar esperanza de un país mejor para todos”.

Durante el acto de presentación, que contó con la presencia de los altos ejecutivos de todas las entidades vinculadas al proyecto, se destacó la importancia del trabajo conjunto entre las diversas organizaciones que lo conforman, así como de las administraciones municipales y los gobiernos regionales, quienes son aliados estratégicos para lograr el éxito de las metas propuestas.

Lucio Rubio, director general de Enel en Colombia, afirmó que el compromiso de la organización con el país no solo está relacionado con ser proveedores de energía, sino también con aportar al desarrollo de las regiones donde están presentes mediante programas y proyectos a largo plazo de valor compartido, que contribuyan a su fortalecimiento económico.

“En el Huila llevamos más de 20 años presentes, apoyando su crecimiento y fomento de la competitividad, no solo con la operación de nuestras plantas, sino también a través del fortalecimiento de cadenas productivas agropecuarias, pecuarias y piscícolas, que constituyen renglones importantes de ingresos y empleo en el departamento”, anotó.

Expresó que vimos en esta alianza “que hoy presentamos una oportunidad para seguir aportando a un renglón importante de la economía local, como es el cacao,  donde el Huila es un jugador relevante en el país, ocupando el cuarto puesto como productor nacional”.

“Todo el Huila produce un cacao excepcional”

¿Cuál es el papel de Luker Chocolate en esta iniciativa?

Camilo Romero Restrepo, gerente general de Luker Chocolate: nuestra compañía es el eje central y el que hace converger a todos estos aliados. Luker apostó por el Huila hace muchos años. Posteriormente nos juntamos con Enel para hacer un proyecto en un terreno de 100 hectáreas y que ese fuera un motor de desarrollo para la región. Después de eso ha venido a formarse un proyecto en el que tenemos más aliados, como el apoyo de USAID.

¿Qué experiencia en capacitación dará la compañía en la región?

Luker es la que va a traer todo el conocimiento técnico, dará asistencia técnica en la siembra de cacao y dejará unas capacidades instaladas en el Huila para el desarrollo del cacao.

¿Cuáles son los recursos económicos y en especie que aportará Luker en El Efecto Cacao?

Luker está invirtiendo bastantes recursos en el cultivo, que es demostrativo. Vamos a construir unas aulas de capacitación, vamos a entregar material genético y vamos a poner unos recursos.

¿A qué le apuesta Luker: al grano o al valor agregado?

Nosotros hemos apostado por el valor agregado. Queremos que el valor agregado del chocolate se quede en Colombia y por eso promovemos una estructura de industria donde lo que se exporte es chocolate preparado, no cacao en grano.

¿Están trabajando con cacaos diferenciados en Colombia?

El cacao en grano es un commodity el cual tiene un valor similar en todos los países pero cuando Luker es capaz de salir al mundo a ofrecer el chocolate con orígenes de diferentes regiones de Colombia le está dando un valor agregado que después puede compartir con las regiones.

¿Cuáles son los orígenes más destacados que comercializa Luker Chocolate?

Nosotros hoy en día tenemos tres orígenes especiales que vendemos: chocolates con cacao de Santander, de Tumaco y del Huila. Para nosotros es una de las tres regiones principales de abastecimiento de cacao y que nos permite llevar los productos de más alta calidad al mercado.

¿A qué países está llegando el cacao del Huila?

El cacao huilense está yendo principalmente a Reino Unido, Japón, Estados Unidos, México y Canadá.

¿Cuáles son las zonas del departamento en donde se produce cacao de mejor calidad?

La realidad, en todo el departamento las condiciones y la calidad del cacao son excepcionales. Mientras se maneje una buena poscosecha, el sabor de ese chocolate está garantizado.

¿Cuánto es lo máximo que han llegado a producir los cacaocultores que acogen las recomendaciones de los técnicos de Luker?

Nosotros hemos demostrado llegar hasta 2,5 toneladas por hectárea.