jueves, 13 de diciembre de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-12-06 08:25

Un triunfo histórico, una inquisición malévola

Escrito por: Alfonso Vélez Jaramillo | diciembre 06 de 2018

No creo que tengan razón quienes sin un análisis serio, sincero y detallado atentan contra la imagen del Club Atlético Huila que en sus 28 años de existencia nos han dado muchas alegrías y no pocas preocupaciones que alimentan el vínculo sociológico y nos une en torno a la actividad deportiva.   

La victoria del equipo femenino es nítida, histórica, autentica y muy positiva no solo para el A. Huila, un equipo chico,  sino para toda Colombia que crece  en las categorías masculina y femenina.

Y no es cualquier triunfo, le ganó al Santos Fútbol Club, de Brasil, equipo fundado hace 106 años, solido económicamente, con 60 mil socios activos, y su sección de fútbol femenino es otra potencia, pues había ganado las tres primeras versiones de la Copa Libertadores de América.

Pero no faltó quien tratara de manchar este triunfo aprovechando una salida desafortunada de la jugadora Yorelis Rincón, a quien informaron mal  acerca del funcionamiento del equipo en lo económico y financiero y en los alcances de los triunfos y premios obtenidos en competencia.

Ojalá esta situación no se convierta en el principio de una crisis nacional sicológicamente cantada con la suspensión de la liga del segundo semestre.

Yorely dijo en seco, palabras más, palabras menos, que el premio de 55 mil dólares, unos 150 millones de pesos, a que tiene derecho el equipo era para financiar al equipo masculino, sin hacer las aclaraciones respectivas y ahí se armó la de Troya.

Muchos se fueron contra los directivos, contra el gobierno, señalaron con los peores términos y no faltaron quienes aprovecharon para tratar mal hasta los periodistas deportivos regionales y nacionales, sin darse cuenta que estaban haciéndole un daño inmenso e irreparable  al deporte y la imagen huilense.

Creo que borraron con el codo la imagen regional que habían  conseguido con su destreza las jugadoras en el terreno de juego,  sin contemplaciones el Huila fue tendencia en los medios nacionales e internacionales.

Creo que el premio lo merecen las niñas, aunque es una cifra muy baja para la categoría, en relación con los premios de la masculina que ya está consolidada y es un gran negocio para todos los clubes, las federaciones, la Conmebol y la Fifa

No faltaron quienes dispararon contra todo el mundo, los mismos que siempre hablan mal del equipo, que nunca van al estadio, que siempre le desean que baje de categoría y los que hacen esfuerzos y  antesala para que el gobierno ni el sector privado apoyen al equipo por odios gratuitos y hasta mal intencionados contra personas.   

Vamos por partes: Este bonito y significativo triunfo en un principio no transcendió en los medios nacionales porque no era un Nacional o Santafé.

Es un éxito real. Es un torneo oficial de la Confederación Suramericana de Fútbol, Conmebol con reconocimiento nacional e internacional y,  el Atlético Huila quedará grabado en la historia como el segundo equipo ganador de la Copa Libertadores Femenina, y el tercer club colombiano en obtener este triunfo, antes la ganaron Atlético Nacional masculino dos veces y el Club Once Caldas, masculino.

Muchos no saben que el Atlético Huila es una institución con un solo presidente, con dos secciones, la masculina y la femenina que tiene un director autónomo quien maneja de manera independiente lo relacionado con el presupuesto, los salarios y la financiación de los gastos operativos.

Que la financiación del equipo este semestre tuvo un costo superior a 800 millones de pesos, que no se sabe de donde salieron, e inclusive hasta anoche no le debían un peso a ninguna de las jugadoras, por conceptos de honorarios.

Que su director, inclusive se mete la mano al bolsillo, a veces hasta en 100% con apoyo de su empresa Perlun para sacar adelante el equipo y lo sostuvo este semestre sin ingresos, porque la liga fue suspendida y no hubo partidos, sin embargo lo preparó para llevarlo a Brasil.

Que la Dimayor va a abrir la investigación respectiva para establecer lo  que sucedió, que los recursos del premio no se han recibido porque existen unos protocolos, la Conmebol se lo entrega a la Federación colombiana y esta su vez al Club que lo divide de manera equitativa y hasta donde sé el premio se lo entregaran a las jugadoras por decisión de la junta directiva.

Se debe reconocer el apoyo del Comfamiliar y voluntad de su director Luis Miguel Losada, por el patrocinio durante esos tres años.

Es preciso recomendar al alcalde Rodrigo Lara y al Gobernador Carlos Julio González, apropiar los recursos y la figura jurídica para premiar a las jugadoras por el buen nombre, por la imagen conseguida para Neiva y el Huila.

La retribución podría ser llevándole orientación deportiva a los niños en los planteles educativos. Si EPN desembolsó más de 300 millones por cambiar el logotipo de la empresa, como no van a invertir en la jugadoras que le han dado tanta imagen y buen nombre al Huila y a Neiva.

 

Comentarios