lunes, 16 de septiembre de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-08-07 01:38

Vía Gigante – Garzón

Escrito por: Margarita Suárez Trujillo
 | agosto 07 de 2019

 

Así como criticamos la inoperancia e ineficiencia de las entidades en la solución de los problemas, también hay que reconocer cuando se actúa bien. Me refiero al caso de la vía Gigante-Garzón, kilómetro 21 del sitio Bengala, que resultó deteriorada y causó el cierre de tan importante carretera teniendo que desviar los carros por una zona no apta para tanto volumen vehicular. El reconocimiento es especialmente para el gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa y para los funcionarios de la empresa Enel-Emgesa, que se han movido con velocidad para afrontar la emergencia. Ha sido tan activo el mandatario, que no sólo movilizó a los gremios locales, sino que logró tener en menos de una semana dos visitas al Huila, de carácter ministerial, donde los funcionarios del gobierno nacional dieron las respuestas y soluciones que los huilenses estábamos solicitando, logrando la articulación institucional para que hoy esté en marcha la rehabilitación. Algo importante de resaltar es que las entidades involucradas han mantenido a los medios de comunicación oportunamente informados, dando a conocer el paso a paso del proceso seguido para abordar la delicada situación. El domingo anterior, después de un corto sobrevuelo al lugar, el gobernador González Villa, ataviado con casco, camisa remangada y chaleco reflectivo, visitó de nuevo la vía averiada y ha estado atento al conteo de los 21 días que se dieron como plazo para la primera fase de rehabilitación de la carretera. El Plan de Acción trazado para solucionar la emergencia vial tiene dos fases que incluyen, en primer lugar, la recuperación de un carril que ocurrirá en los 21 días mencionados, y en segunda instancia, un período de 90 días para la rehabilitación total de los dos carriles. “Desde el día cero, trazamos un plan de acción, el cual se está ejecutando de manera estricta. Hemos dedicado todo nuestro esfuerzo y compromiso para recuperar esta vía nacional y reestablecer el tráfico”, precisó el gobernador. Sobre la reconstrucción de la calzada en Pericongo que permita rehabilitar el doble flujo, se adelanta el proceso administrativo para la inversión de los recursos. Se estima se ejecute en 45 días. Dios quiera así sea.